María Rodríguez, consejera de Medio Ambiente del Cabildo insular

El confinamiento decretado como consecuencia del estado de alarma por la crisis sanitaria de la pandemia del coronavirus Covid-19 representa una buena oportunidad para que las personas que habitan en el medio rural en la isla de La Palma despejen el entorno de sus casas de maleza y residuos, de manera que se mejoren las condiciones de seguridad ante el riesgo de incendios forestales. En este sentido, la Consejera de Medio Ambiente, María Rodríguez, ha hecho un llamamiento a la población para que aproveche esta etapa y realice estas tareas de prevención.