Más de la mitad de las plazas por méritos la ocupan docentes de fuera de Canarias

Desde el STEC-IC se apunta en un comunicado que "se hecho lo posible y lo imposible para frenar la aplicación del Real Decreto 270/2021, que estabiliza plazas y no personas".

Los resultados provisionales del Concurso de Estabilización por méritos para los docentes canarios han hecho saltar las alarmas al conocerse que el 53% de las plazas las han obtenido profesionales que no forman parte de la lista de interinos de las islas. Una situación que los sindicatos califican de «preocupante» y que se agrava en el caso del Cuerpo de Maestros, donde «solo el 38% son para docentes de esta comunidad autónoma».

Marino Alduán Guerra, maestro, profesor universitario en excedencia y exviceconsejero de Educación del Gobierno de Canarias, en un artículo de opinión publicado en Canarias 7 hace referencia al resultado de la estabilización como una agresión directa a la calidad, la estabilidad y la función social de las escuelas canarias. A estas consecuencias, Gerardo Rodríguez, portavoz del STEC, añade también la precariedad a la que se verán expuestos «los docentes que han trabajado en Canarias con las condiciones, carencias y problemas que tiene la Educación en las islas». Sin olvidar, tal y como se apunta a este medio desde fuentes sindicales, el incremento de la demanda de vivienda por parte de los docentes que se vayan a establecer en Canarias para ocupar su plaza, tensionando aún más este mercado.

Gerardo Rodríguez explica que ya se había advertido de la mala planificación de este concurso y de los nefastos resultados que tendría la aplicación del Real Decreto 270/2021 para los docentes canarios. «Se trataba de estabilizar a las personas trabajadoras que llevan más de tres años encadenando contratos temporales», indica. Sin embargo, se han estabilizados las plazas y el profesorado interino ha tenido que acceder a ellas por concurso de méritos. «Han desoído y mal interpretado a propósito las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) cuyas sentencias, vinculantes y de obligatorio cumplimiento, han venido a decir que había que estabilizar personas en abuso de temporalidad», se apunta en un comunicado de STEC-IC, produciéndose «una situación de desprotección para los docentes canarios«.

El hecho que de muchos docentes canarios se hayan quedado sin plaza fija también se explica porque «el baremo que se estableció para todo el Estado perjudica notablemente a los profesionales de las islas». Tal y como señala Rodríguez, las personas que a partir de 2012 se hubiesen presentado a las oposiciones, pero sin conseguir plaza, podrían obtener dos puntos y medio por cada aprobado sin plaza. No obstante, en Canarias «no ha sido posible que algunos docentes hayan alcanzando esa puntuación porque no se han convocado oposiciones».

Desde el STEC-IC se apunta en un comunicado que «se hecho lo posible y lo imposible para frenar la aplicación del Real Decreto 270/2021, que estabiliza plazas y no personas. Hemos protagonizado concentraciones y promovidos manifestaciones, hemos seguido la vía jurídica hasta el Tribunal Supremo, que desestimó nuestro recurso antes de la última sentencia del TJUE del 22 de febrero del 2024, sobre la fijeza o estabilidad de los trabajadores laborales, hemos pedido a dos presidentes del Gobierno de Canarias y sus respectivos consejeros de Educación que exploraran la vía del estatus jurídico de Canarias como región ultraperiférica para tener un concurso de méritos específico para Canarias, hemos hablado alto y claro en la Mesa Sectorial de Educación».

Ahora, esperan que la nueva sentencia del TJUE, que saldrá el 13 de junio, «proteja los docentes, a las personas, que son lo más importante porque el profesorado es la piedra angular sobre la que se fundamenta la calidad de la educación pública canaria».