Medio Ambiente reabre este sábado las áreas recreativas de El Pilar, El Fayal y Montaña La Breña

El protocolo limita el aforo a un máximo de diez personas por mesa; prohíbe el uso de los fogones y dejar cualquier tipo de residuo en las instalaciones

282

La Consejería de Medio Ambiente del Cabildo de La Palma procederá a la reapertura este sábado 27 de junio de las áreas recreativas del Refugio del Pilar (El Paso); El Fayal (Puntagorda) y Montaña la Breña (Breña Baja), bajo una serie de medidas de seguridad que permitan evitar la propagación del coronavirus Covid-19.

“Con esta finalidad, desde el Servicio de Medio Ambiente, hemos establecido un estricto protocolo que debe cumplir la ciudadanía que quiera disfrutar de estos espacios en plena naturaleza, que se cerraron a raíz de la declaración del estado de alarma decretado por la pandemia”, indicó la consejera del área, María Rodríguez Acosta.

La consejera indicó que el resto de las áreas recreativas que son competencia del área de Medio Ambiente del Cabildo de La Palma se irán abriendo gradualmente, de manera que la experiencia que se adquiera con esta primera apertura sirva para la puesta en funcionamiento de la totalidad de la red de estas instalaciones con las máximas garantías de seguridad.

Las normas dictadas por Medio Ambiente establecen un horario de apertura, entre las 11:00 y las 18:00 horas. El aforo es limitado y se establece en función de las mesas, con un máximo de 10 personas por cada una de ellas. Solo se permitirá la utilización de las mesas y sus correspondientes asientos por los mismos usuarios durante la jornada. Las mesas que incumplan la norma de distanciamiento permanecerán precintadas.

Asimismo, se ha prohibido la utilización de los fogones, así como de cualquier otro dispositivo portátil para hacer fuego, al tiempo que, por razones higiénico-sanitarias, se recomienda el uso de manteles no desechables.

En cuanto a la utilización de los servicios, no podrán permanecer en el interior de cada módulo de los baños más de dos personas simultáneamente. El turno se aguardará en el exterior, en fila y con separación de 1,5 metros como mínimo entre personas. El personal del Cabildo realizará una desinfección de los baños cada dos horas, y en cuanto a las mesas y asientos, se desinfectarán diariamente al inicio de cada jornada.

Se recuerda la obligación de utilizar mascarilla en el tránsito por los espacios comunes cuando no se pueda mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros con respecto a personas ajenas al propio grupo.

Medio Ambiente recoge en el protocolo que los usuarios de las áreas recreativas deberán portar consigo, al abandonar las instalaciones, cualquier residuo que hubieran podido generar durante su estancia en el área, dado que, por razones de seguridad, no se habilitará ninguna papelera o receptor en estas áreas.

Respecto a las zonas de acampada que gestiona el área de Medio Ambiente del Cabildo, permanecen aún cerradas, si bien cabe avanzar que, de conformidad con lo dispuesto en la normativa sanitaria autonómica, cuando se proceda a su reapertura, no podrán conformarse grupos de más de 20 personas.

María Rodríguez ha agradecido la comprensión de la población por el tiempo que han permanecido cerradas estas instalaciones como medida de prevención de nuevos contagios del coronavirus y hace un llamamiento a los usuarios a que respeten las normas de seguridad que se han establecido para las áreas de recreo, de manera que “podamos seguir disfrutando del ocio y el esparcimiento con la familia y las amistades, en plena naturaleza y en un ambiente seguro”.