Medio Ambiente trabaja en la normativa de uso de los senderos que favorezca su conservación medioambiental

María Rodríguez pone de relieve que el documento permitirá también actuar para mejorar la seguridad de quienes transitan por los senderos palmeros

La Consejería de Medio Ambiente del Cabildo de La Palma trabaja en el desarrollo de un plan de gestión para el uso de los senderos de la Isla que regule su utilización, a fin de garantizar la conservación de los valores que albergan estos espacios y ofrecer a quienes acceden a los mismos una experiencia de calidad en condiciones de mayor seguridad

La responsable del Área, María Rodríguez, expone que dado el aumento de visitantes en los espacios naturales de La Palma, que no sólo caminan por los senderos, sino además realizan prácticas deportivas, se ha procedido a promover el documento de ordenación de los usos en las áreas protegidas, en especial aquellos que mayor potencialidad tienen para generar impactos en el medio y causar daños a las personas, como son los relacionados con la utilización de vehículos rodados.

María Rodríguez destaca que ese proceso ya permite disponer de los documentos correspondientes a la Estrategia de Uso Público en los ámbitos competenciales del medio ambiente en la isla de La Palma, así como de las Directrices de Gestión del Uso Público en la tipología de vehículos rodados y animales. 

Ahora, añade la consejera, el siguiente paso es dar a conocer estos documentos al sector, así como a las empresas dedicadas al ocio activo en la naturaleza para tratar de consensuar un modelo de actividad potente y respetuoso con el medio ambiente.

El documento en el que se trabaja permitirá regular la conservación del patrimonio forestal, de los espacios naturales protegidos, posibilitar el desarrollo de las labores de gestión, vigilancia, prevención y extinción de incendios, el desarrollo ordenado de actividades orientadas al disfrute de la naturaleza y la educación ambiental.

Autorizaciones

En relación a la grabación hecha pública en redes sociales en las que se puede ver a un grupo de ciclistas circular por senderos y espacios abiertos de los espacios protegidos de los volcanes de San Antonio y Teneguía, en el municipio de Fuencaliente, desde la Consejería de Medio Ambiente no se ha concedido ninguna autorización. 

En ese sentido, María Rodríguez recalca que el desarrollo de actividades ciclo turísticas en espacios naturales protegidos, sus zonas de influencia o senderos homologados, no es autorizable al incumplir la normativa  del Plan Rector de Uso y Gestión o las Normas de Conservación.

Además, la consejera insiste en que no favorece la promoción de la Isla como destino de naturaleza pues se da un equívoco mensaje de que todo vale en cualquier parte, máxime cuando La Palma cuenta actualmente con una red de más 140 kilómetros destinados a las bicicletas de montaña que está estructurada en siete rutas con diversos grados de dificultad.