Necesidades y propuestas por el Día de la Mujer Rural

Desde hace 16 años venimos celebrando el Día Mundial de la Mujer Rural el día 15 de
octubre, fecha que adquiere especial relevancia tras la Declaración Oficial de esta
celebración por la Asamblea General de las Naciones Unidas en noviembre de 2008.
El objetivo principal de festejar este día es visibilizar la importancia que merece la
aportación económica, social y cultural que desarrollan las mujeres en áreas rurales de
todo el mundo y su decisiva contribución a la seguridad alimentaria.
Precisamente, se eligió como fecha conmemorativa el 15 de octubre porque un día
antes se celebra el Día Mundial de la Alimentación. Y en la procuración de la
alimentación han tenido mucho que decir las mujeres rurales históricamente.
Teniendo en cuenta el dato de la FAO: Las mujeres producen más de 50 por ciento de
los alimentos cultivados en todo el mundo. Además de sus papeles decisivos en la
producción de alimentos, las mujeres contribuyen a la seguridad alimentaria en otros
modos importantes como: Preservan la biodiversidad, procesan y preparan los
alimentos, atienden las necesidades básicas del hogar, trabajan como asalariadas
para otras explotaciones, innovan hacia un modelo de trabajo ecosostenible para
conseguir una plena coexistencia, además, reducen los tiempos de trabajo para poder
conciliar, fijan población, crean puestos de trabajo directos e indirectos, hacen paisaje
y mantienen vivas las tradiciones y costumbres del lugar.
En definitiva, las mujeres del mundo rural cuidan el territorio.
Por estas razones, resulta imperativo incluir en este manifiesto las siguientes
propuestas de las mujeres profesionales del Mundo Rural Cacanario, las cuales
ayudarán a avanzar hacia la igualdad y la dignidad.
Reunida en la I Mesa de la Mujer en el ámbito Rural de Canarias, presentamos
nuestras necesidades:
 Dotar a todos los municipios canarios de centros y servicios asistenciales,
incluyendo centros de atención para menores de 0 a 3 años, centros de día para
personas mayores y centros ocupacionales para personas con discapacidad.
 Apoyo e incentivación a la creación de asociaciones que se encarguen de
comercializar productos en los mercadillos, teniendo en cuenta la necesidad de
descanso laboral mínimo una vez a la semana, estas asociaciones aliviarían la
carga de trabajo concediendo días libres o tiempo para la dedicación familiar y
autocuidado.
 Generar espacios inclusivos e integrados en áreas infantiles, como jardines o
parques, que también incluyan instalaciones para que la población adulta pueda
hacer ejercicio mientras disfrutan y cuidan del ocio infantil.
 Incentivar la creación de lugares de reunión social donde personas de diferentes
edades puedan interactuar, intercambiar conocimientos, participar en talleres,
trueques o simplemente conversar.
 Promover sesiones colaborativas en cada municipio para identificar dificultades
relacionadas con la conciliación y la corresponsabilidad en los hogares, y
fomentar herramientas que promuevan la igualdad de oportunidades y el
bienestar psicológico de las participantes.
 En un contexto marcado por la pandemia y sus consecuencias, es fundamental
fomentar el autocuidado y proporcionar pautas para gestionar la salud física y
mental a través de cursos, talleres y espacios de diálogo, para evitar el
agotamiento, la depresión y el rechazo a la vida rural.

 Contar con un servicio de apoyo específico para el campo y el mar en Canarias,
que incluya asesoramiento fiscal y contable, formación para mejorar las
habilidades profesionales y adaptación a las nuevas tecnologías.
 Facilitar los trámites en línea, haciéndolos más intuitivos y comprensibles, así
como brindar formación en la creación de planes de negocio y estrategias de
marketing tanto en el ámbito tradicional como en el digital.
 Derecho a un mes de descanso, aunque no sea retribuido como en el caso del
trabajo por cuenta ajena, durante este periodo solicitamos que se exima del pago
a la Seguridad Social, aliviando la carga económica de las mujeres rurales que
podría servir de ayuda a la contratación de personal eventual que aligere la carga
de trabajo y apoye ese descanso necesario.
 Solicitamos el reconocimiento remunerado para las mujeres invisibilizadas que
asumen todas las tareas y cuidados del hogar, como madres o tías, familiares sin
las cuales muchas profesionales rurales no podrían desarrollar su labor. Esta
ayuda es crucial para emprender o expandir negocios en el ámbito rural.
 Creación de una guía insular con información sobre productos locales y empresas
en cada isla. Esta guía abarcará aspectos como la producción ecológica,
elaboración artesanal y razas autóctonas. Incluyendo bodegas, verduras, frutas,
lácteos, mieles, flores, carnes y pescados, junto con su temporada. Debe estar
disponible en varios idiomas y distribuirse en cada hogar, siendo así, una
herramienta para que las familias puedan tomar decisiones informadas y
planifiquen su dieta, apoyando ellas también el desarrollo del sector primario de
Canarias.
 Incentivar políticas que equiparen y promuevan las iniciativas emprendedoras en
el ámbito rural. Esto implica una estrategia transversal que involucre diferentes
ámbitos y se desarrolle de manera simultánea. Estas políticas podrían incluir
ayudas para la contratación de personal, formación en diversas áreas del mundo
rural con prácticas en explotaciones existentes, programas educativos que
incluyan además de agricultura (huertos escolares) ganadería, con visitas a
granjas o el cuidado de pequeños animales domésticos. Promoción turística que
capacite a guías turísticos, muestre y promueva las visitas a explotaciones
agrarias y la cata de sus productos.
 Destinar presupuesto a campañas publicitarias continuas que valoren y
dignifiquen los oficios, profesiones, tareas y productos derivados del campo. Estas
campañas tienen como objetivo romper estereotipos y hacer que la vida laboral en
el campo sea atractiva. Que nuestra gente joven sienta que hay otras salidas
profesionales dentro de las islas no capitalinas, para que finalmente fijen
población.
 Ordenación del territorio consensuada con todas las partes interesadas, que
busque el bien común. Es fundamental facilitar el trabajo de agricultores/as y
ganaderos/as mediante la mejora del paisaje y el equilibrio entre los espacios
naturales, rurales y urbanos. Además, debemos considerar las necesidades
alimentarias presentes y futuras de una población en crecimiento.
 Agilización de los trámites burocráticos por parte de las instituciones locales, para
obtener permisos y asegurar el suministro de agua y electricidad en las diferentes

explotaciones agrícolas y ganaderas. Es fundamental garantizar un entorno
propicio para el desarrollo de estas actividades esenciales.
 Invertir en la restauración, mejora y actualización de las infraestructuras
existentes para reducir las pérdidas de agua. También es fundamental promover
la concienciación sobre el uso responsable del agua, garantizar el suministro a
todas las explotaciones actualmente desabastecidas y recuperar el uso de aljibes
y gavias, así como fomentar la construcción de nuevos sistemas.
 Solicitamos que seamos incluidas y consideradas en las mesas de toma de
decisiones y en la redacción de leyes que afecten a nuestro trabajo y, por
consiguiente, a la sociedad en general. Es fundamental tener voz y participación
activa en la elaboración de políticas que impacten en el ámbito rural y garantizar
que nuestras necesidades y perspectivas sean tomadas en cuenta.
 Solicitar una mayor inversión en investigación y desarrollo de cultivos adecuados
para las zonas más áridas de las islas. Esto ayudaría a retrasar la erosión del
suelo y garantizar la producción de alimentos para los animales.
 Promover la diversificación de los cultivos más allá de los monocultivos de plátano
y aguacate, a través de la recuperación de otros cultivos tradicionales,
restauración y rehabilitación de tierras fomentando la exportación y cubriendo las
necesidades internas.
 Potenciar el pastoreo con especies autóctonas (cabra y oveja palmera) en zonas
estratégicas, independientemente de su titularidad.
 Reducir la competencia desleal del uso turístico en suelo rústico de protección
agrícola y paisajística, facilitando a los productores el acceso al agua y a los
terrenos.

 Establecer un sistema de ayudas y subvenciones que promueva mejoras
sostenibles en lugar de perpetuar la dependencia de estas ayudas. Esto implica
impulsar el autoabastecimiento, las energías renovables y la economía circular.
 Es fundamental popularizar los productos locales y a quiénes los producen,
promoviendo su consumo a través de apoyos y publicidad, ya que actualmente
enfrentan mayores barreras burocráticas en comparación con los productos
importados.
 Reducir el costo de los insumos ecológicos importados a Canarias y revisar el
actual "Plan forrajero", el cual ha tenido resultados limitados.
 Creación de una mesa de reunión anual con las instituciones insulares de cada
isla, para establecer un plan de autoabastecimiento y soberanía alimentaria, y
trabajar en su cumplimiento.
En la isla de La Palma, a 15 octubre de 2023.
Jornadas de la Mujer Rural Canaria.
Las Jornadas Mujer Rural 2023 es una idea original y producida por la Asociación
Cultural Karmala Cultura, financiado por la Unión Europea – Next Generation EU
proyecto C24.I2.P1 “Ayudas para ampliar y diversificar la oferta cultural en áreas no

urbanas”; las Áreas del Cabildo Insular de: Cultura, Educación, Patrimonio y Artesanía,
Transición Ecológica, Lucha Contra el Cambio Climático, Agricultura, Ganadería y
Pesca, Acción Social, Igualdad, Diversidad y Salud; con el Ayuntamiento de Villa de
Mazo, a través de su concejalía de Igualdad, y el Ayuntamiento de Breña Alta.