Ni por vía marítima ni terrestre: hoy tampoco se autoriza el acceso a las zonas evacuadas

Miembros de la UME realizan labores de limpieza en la zona evacuada. Fuente: UME

La evolución de la erupción volcánica está dificultando que los vecinos y vecinas de las zonas evacuadas puedan acceder a sus propiedades, para recoger enseres, limpiar cenizas o regar los cultivos. Desde hace un mes, hay bolsas de gases de manera casi permanente, que están dificultando las tareas y el acceso, tanto para equipos de emergencia y científicos, como vecinos y vecinas.

 

Miguel Ángel Morcuende, director técnico del PEVOLCA, ha señalado en los micrófonos de Onda Cero La Palma, que actualmente se trabaja con un sistema de código qr, que se combina con un sistema más tradicional, para que el mayor número de personas puedan recibir de manera rápida la autorización para acceder a las zonas evacuadas. Además, existen horarios y días para acceder, de manera que se pueda ejercer un control sobre la población. «En todos momento tenemos personal de UME midiendo gases, por si en un momento determinado hubiera que evacuar a las personas que se encuentran allí», indica.

Ayer, en una reunión convocada por el Cabildo de La Palma, que fue tensa y crispada en algunas ocasiones, Miguel Ángel Morcuende explicó a las personas asistentes la diferencia entre las zonas de exclusión, que es la que se sitúa a 2,5 kilómetros en un radio alrededor del cono volcánico, y las zonas evacuadas por motivos de Protección Civil. Así mismo, el comandante Burgos, de la Unidad Militar de Emergencias (UME), aclaró que las tareas de mediciones de gases, que se hacen las 24 horas del día, permiten analizar la presencia de agentes tóxicos en las distintas áreas afectadas por la erupción. Entre estos agentes tóxicos están el CO2, el monóxido de carbono o el dióxido de azufre. Los datos de estas detecciones diarias se pasan cada día al Puesto de Mando Avanzado para que interprete los resultados con ayuda del Comité Científico, que decide finalmente si se puede o no acceder a estas áreas.

Mientras se desarrollaba la reunión en el Polideportivo Camilo León de Los Llanos de Aridane, fuera, en la calle, se observaba cómo el cono principal reducía su actividad, centrándose esta en los focos secundarios. Nuevas coladas de lava y desbordamientos han ido surgiendo desde anoche. Hoy, parece que el cono principal sigue dormido, con alguna emisión puntual de cenizas. Es la tercera vez, a lo largo de la erupción volcánica, que descansa y cesa al menos por un rato. Ahora, solo falta saber si, como en otras ocasiones, será solo por unas horas, o, como ya nos tiene acostumbrados, volverá a emitir lava.

TE PUEDE INTERESAR:

Se reduce notablemente la actividad en el cono principal