Nieves Rosa Arroyo: «es preciso un esfuerzo de coordinación con los Ayuntamientos para el desarrollo de La Palma Orgánica»

La consejera de Servicios Públicos  y Cambio Climático del Cabildo de La Palma, Nieves Rosa Arroyo,  ha solicitado la adhesión de los ayuntamientos al programa La Palma Orgánica, en el  marco del  encuentro que ha mantenido con representantes de los 14 ayuntamientos de la Isla, en dos sesiones en las  que participaron técnicos del área y  del Consorcio  de Servicios, donde se presentó el Plan de Actuación para 2021 de este proyecto que tiene como objetivo gestionar de forma separada los biorresiduos a través de la recogida separada y el compostaje en el  ámbito doméstico y comunitario.

Arroyo recordó que La Palma Orgánica permitirá reducir la cantidad de la fracción resto (basura) que tiene que tratarse en el Complejo Ambiental de Los Morenos y realizar un tratamiento descentralizado de residuos, cerrando el ciclo de la materia orgánica. Un reto que viene determinado por la doble necesidad de cumplir con los objetivos de gestión separada de residuos y reciclaje, que obligan a las autoridades locales y municipios a gestionar los residuos urbanos para que el 55% se destinen a reutilización y reciclado antes de finalizar 2025. Ese requisito se incrementa a un 60% para 2030 y el 65% para 2035.

Por tanto, “se trata de preparar a la sociedad para reducir la generación de residuos y la eliminación del vertido al final de la cadena de gestión”, añadió la consejera.

En lo que se refiere a las actuaciones que se abordarán a lo largo de este año en coordinación con los ayuntamientos, Nieves Rosa Arroyo concretó que se va a poner en marcha el servicio de asesoramiento y diseño de zonas de compostaje comunitario. Además de financiar el equipamiento inicial de zonas de compostaje comunitario por municipio, junto con el servicio de apoyo a la puesta en funcionamiento de dichas zonas y su acompañamiento durante 6 meses.

Asimismo, se va a proceder a la gestión del servicio de cesión de la biotrituradora de restos vegetales para las zonas de compostaje comunitario; una campaña de fomento del compostaje doméstico, incluida el aula móvil de compostaje; el servicio de asesoramiento en compostaje escolar; el análisis de viabilidad en la implantación del sistema puerta a puerta en recogida selectiva, y continuar en la formación en maestría compostadora.

Nieves Rosa Arroyo recordó que La Palma Orgánica «va a recibir este año un importante impulso, teniendo en cuenta que además de la financiación del Cabildo, se suma una aportación de la Consejería de Transición Ecológica, Lucha Contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias que asciende a 400.000 euros».  Si bien, destacó que «es preciso un esfuerzo de coordinación para su desarrollo, donde los ayuntamientos cuentan con un papel imprescindible en su desarrollo, en especial en lo que se refiere a las zonas de compostaje comunitario, que podrán gestionar en sus municipios, así como el apoyo al compostaje doméstico en las viviendas unifamiliares».