PACMA forma su primer equipo de coordinación en la isla de La Palma

El Partido Animalista Con el Medio Ambiente (PACMA) ha anunciado, a través de un comunicado de prensa, la formación de su primer equipo de coordinación en La Palma, encabezado por Fernando Martín. Hasta la fecha, la coordinación del partido se ejercía desde las dos islas capitalinas hacia el resto de islas de sus correspondientes provincias.

Martín es funcionario de prisiones, ya jubilado. Fue pionero en Tenerife en la implementación de un programa de educación a internos basado en la erradicación de la violencia contra los animales, fuertemente vinculada al resto de formas de violencia. Martín se apoyó en profesionales de la salud mental y en el propio Albergue Comarcal de Valle Colino (Tenerife) para crear un curso de sensibilización muy aplaudido dentro del sector, que duró 7 años y cuyo objetivo era acercar a los privados de libertad a los animales y fomentar el respeto hacia ellos.

Martín, que defendió la candidatura al Senado por La Palmas en las pasadas elecciones generales, asegura que el compromiso es claro: «abogamos por políticas animalistas y medioambientales que reflejen las demandas de la sociedad actual. La singularidad de La Palma, con su ecosistema precioso, nos insta a proteger tanto la tierra como a todos los seres vivos que la llaman hogar», explica.

«Vivimos en un momento de cambio significativo en la forma en que nuestra sociedad se relaciona con los animales. La investigación científica ha confirmado que los animales no humanos tienen conciencia y sienten emociones, lo que subraya la necesidad de políticas éticas y morales en la protección animal», añade.

El coordinador ya se encuentra cerrando reuniones con administraciones palmeras para abordar, conjuntamente y como primera fuerza extraparlamentaria, «temáticas de relevancia social que afectan directamente a la flora y la fauna de la isla».

«Nos ofrecemos para colaborar con las instituciones locales en la implementación de políticas vanguardistas en estos aspectos». Además, solicitamos ser considerados en la elaboración de programas que puedan contribuir a la mejora de la convivencia entre la ciudadanía, los animales y el medioambiente», sostiene el coordinador.

Martín apunta que, actualmente, hay «desafíos» pendientes en La Palma, y que su intención es abordarlos con determinación. Hace especial referencia a la necesidad de acelerar la construcción del albergue insular por parte del Cabildo; propone la integración de representantes de protectoras de animales en los gabinetes de crisis durante emergencias, aprovechando el conocimiento de estas sobre el terreno; apela la necesidad de construir parques y espacios de esparcimiento para los animales en diferentes municipios y hace especial hincapié en la implementación de regulación sobre las colonias felinas municipales; algo que los ayuntamientos tendrán que hacer obligatoriamente tras la entrada en vigor de la nueva Ley de Protección Animal.