Podemos ante un modelo depredador de la isla y el acoso de Activistas

Desde el entorno de los partidos que apuestan por los macroproyectos surge el acoso.

Este último trimestre ha estado poblado por información que, al observarla globalmente, se aprecia la contraposición de dos modelos  de desarrollo; uno defendido por ciudadanía que desea participar en las tomas de decisión importantes para el territorio, que lo respete  y preserve en su singularidad, que tiene en cuenta las necesidades básicas de quien habita, trabaja, se desarrolla y cuida aquí; y otro, que es pura especulación, promoviendo macro proyectos (Ecoresort La Pavona o Dichosa Wellness Clinic) modelos ya conocidos por sus nefastas consecuencias, que precarizan a la ciudadanía, dañan de forma irreversible el entorno, la cohesión social y entregan recursos vitales a fondos de inversión opacos.

Noticias como la retirada de los grupos de senderismo y ecologistas de La Palma de las jornadas convocadas por el Cabildo. sobre directrices de gestión del uso público en vehículos y animales de montura, o las denuncias de la Plataforma Ecologista Palmera y Salvar el Teneguía sobre cómo se saltan a conveniencia las Administraciones las normas de conservación del Monumento Natural Volcanes de Teneguía, son un ejemplo de movilización y posicionamiento que desde Podemos la Palma compartimos, pues consideramos en estas actuaciones del Cabildo y otras  administraciones públicas, la falta de un enfoque integral, una total ausencia de perspectiva científica, el nulo abordaje de las infracciones en espacio protegidos y la apuesta por la privatización enfatizando a colectivos que pueden beneficiar a un escaso empresariado sin escrúpulos en detrimento del interés general y comercio local.

Las iniciativas de participación ciudadana del Cabildo son ineficaces y poco transparentes de modo que los colectivos sociales cuentan con escaso tiempo para la presentación de alegaciones y propuestas. Al modelo económico liberal le sobra la democracia. La información institucional es parcial, generalista y opaca. La falta de información para salvaguardar intereses privados instala marcos que generan frentismo y de él nace el acoso, tanto a activistas medioambientales como a miembros de partidos políticos que se oponen al expolio de lo que nos pertenece a todos y todas.

De los entornos de los partidos políticos que apuestan por la privatización como único modo de desarrollo (PP,CC y PSOE) surgen quienes acosan y difaman a través de las redes sociales. Se trata de un grave señalamiento incluyendo imágenes que denunciamos y condenamos. Este tipo de actitudes, en vez de acallarnos, nos impulsa a convertirnos en un frente común ciudadano, cerrando filas entorno a quienes verdaderamente nos defienden.

Estamos persuadidas de que un modelo basado en la descarbonización, soberanía alimentaria, cuidado y modernización del sector primario, reconversión del área de la construcción hacia el mantenimiento con adaptación bioclimática, potenciación de los cuidados, reforestación y regeneración del territorio, garantizará bienestar, relevo generacional para las próximas generaciones.