Política sin alma… en el momento más triste

136

Lo más triste es que, aún sabiendo lo que están pasando todos los que vivimos en el solitario mundo de los privados, muchos ya arruinados y otros muchos dependiendo de las “limosnas” que llegan disfrazadas de ayudas reales, en medio de esta crisis sanitaria, económica y social sin precedentes; unos señores/señoras a los que dimos la confianza en las urnas para que gestionen nuestros dineros, nuestros recursos, los de todos (no los de ellos), no sean capaces de corregir de forma inmediata, tajante y sin titubeos ni dudas esta “infame” publicación en el Boletín Oficial de Canarias (BOC) (VER PDF) y renunciar a la subida salarial del 2% que aprobaron nada más iniciarse el 2020 y que entra en vigor mientras el coronavirus pone fin a la vida de nuestros mayores y arruina el futuro de los menores.

Lo realmente inexplicable es que acusen de demagogos a los que se alzan para criticar esta aberración. Que al menos antes de defenderse (todo “acusado” tiene derecho hasta a mentir en nuestro sistema judicial) tengan la conciencia de hacerlo con un “disculpas” de antemano que legitime el resto de la frase construida por gabinetes de estrategia política.

Lo lamentable es pensar que cuando la sociedad se queja de un atropello de esta magnitud, los políticos interesados hagan difundir la falacia de que criticar la INOPORTUNA subida de sueldo es atacar a todo el colectivo de trabajadores públicos que justamente recuperan parte de su poder adquisitivo… en total 120.238 empleados en las administraciones de Canarias. Esos mismos políticos usan esta premisa como excusa para no tocar “lo suyo”, “su nómina”, como si ellos se hubieran ganado por oposición y mérito laboral su plaza en sillón público que todos pagamos.

Lo indignante para cualquier ciudadano con estómago y conciencia es abrir un periódico (uno de los pocos que se han molestado en darle espacio o en buscar hueco ‘no oculto’ en su portada subvencionada con ese mismo dinero público) y ver como una portavoz político es capaz de justificar la falta de reflejos interesados de sus colegas en el Gobierno con un simple “ha sido un gesto de transparencia”.

Lo que resulta increíble es que en ese BOC publico el 20 de marzo (VER PDF AQUÍ) con la subida salarial retroactiva (cobran el incremento desde el 1 de enero de 2020), no aparezca el colectivo de trabajadores públicos al que realmente tenemos que compensarle el tremendo esfuerzo que están haciendo. Sí, sorpréndase: no están los sanitarios dependientes del Servicio Canario de Salud… al parecer la Administración entiende que a estos “héroes” les basta con los aplausos de las 19:00h en los balcones de cada casa o edificio. Seguro que los políticos pondrán esos vídeos en su próxima campaña electoral.

Lo crudo es que estos políticos que tocan a tu puerta cada 4 años para convencerte con su #YoNoTeFallaré… ahora callan porque todos saben que ese sueldo es lo que siempre buscan y no se atreven a usarlo como arma arrojadiza contra sus oponentes (entiéndase que se diferencian por siglas… sean azules, verdes o rojos el objetivo final es el mismo). Casi 72 horas después, la oposición otorga y se convierte en partícipe de la indigna acción.

Lo peor, por ejemplo para La Palma, es depender económicamente de la política, como nos pasa a casi el 100% de los ciudadanos que aquí vivimos, y caer en la cuenta de que quien gestiona nuestras instituciones, por lo visto, pudiera no tener sentimientos más allá de los de su propio entorno.

Lo más desolador es ser consciente de que, a lo mejor es cierto… la política ya no tiene ALMA.

www.eltime.es