¿Por qué lo hacen? ¿por qué ahora?

111

No puedo ponerme en el escenario que algunos compañeros de la prensa palmera están dibujando en estos días. Alguna neurona que aún me queda activa me lo impide. Y miren que intento verlo, pero es que por más que busque la manera de comprender como se puede ver… solo con mirar una cuenta de Facebook… una conspiración para ocultar datos de contagios en La Palma y “varios muertos”, como han suscrito dos medios en estos días, no consigo armar ese supuesto puzzle diabólico. No encuentro el hilo conductor de la intriga… y eso que soy de los que se traga las tramas de las series de suspense a la misma velocidad que consume calorías en esta maldita cuarentena, que no son pocas.

Simplemente intento situar a los dos responsables de Sanidad en La Palma: Mercedes Coello y Kilian Sánchez, a todo su equipo médico especialista en jefaturas del Hospital, a todo el Coronahdo, a los directivos del Servicio Canario de Salud, a todo el Gobierno de Canarias, a Mariano H. Zapata, a todos sus consejeros del Cabildo, a sus socios de PSOE en La Palma… a algunos alcaldes, a los directores de los centros/as sociosanitarios de la Isla… hasta a las funerarias… montando el guión de “los Números Ocultos… los contagios que no nos contaron del Hospital de Dolores… los muertos que nadie menciona en Santa Cruz de La Palma”… y me entran unas ganas de llorar y de abandonar la pluma que no sabría expresar en palabras.

Han habido tiempos complejos para la comunicación en La Palma. Tiempos en los que la sociedad requería de la mayor responsabilidad por parte de la prensa. Tiempos en los que estos mismos comunicadores alentaban confianza por los años de experiencia, por ser las plumas de siempre… pero jamás había visto una metedura de pata tan grande como la que percibo en estos días jugando con la palabra “contagios” y peor aún, con la palabra “muertos”.

Y miren que es posible que tengan razón en algunas cosas: la gerente del Hospital y sus chicos no han sido los más organizados del mundo mundial (es posible hasta que caigan mal por ciertos protocolos que no respetan); tampoco lo son en el Ejecutivo regional en donde cesaron a todo un equipo de la Consejería y se cambia de versión por horas, ni en Madrid (qué contar de lo que allí ocurre), ni en el Gobierno Central con sus esperpénticas (en ocasiones) ruedas de prensa son comidilla nacional… pero, por lo visto, tampoco en Bélgica, Estados Unidos e Inglaterra… y si nos dejamos llevar por los datos, tampoco en China ni en Irán).. Tienen razón en que el PSOE es un partido que usa datos a su favor, como han hecho todos durante décadas en este país y como están haciendo actualmente y de la misma manera desde la oposición. También aciertan en que la gente está muy cansada y hastiada… pero sobre todo de los bulos, de la mala praxis, de los políticos que son medios y de los medios que son políticos.

Una cosa es ser informativamente hablando agresivo, y a esas me apunto porque soy el primero en querer poner en aprietos a los que creo que hacen mal las cosas, y otra bien distinta es difamar a unos niveles que jamás había visto en La Palma. “El PSOE oculta muertos” y “Sanidad oculta contagios en La Palma” son dos frases que jamás deberían haberse pronunciado, porque si eso fuera real, tendríamos que dejar de ser la sociedad que somos. Me niego a formar parte de eso.

Pero es que, cuando salen los 300 test de Dolores y dicen que “no hay contagios”… nadie rectifica. Nadie llama a las familias que han pasado casi 48 horas de ansiedad, nervios irrecuperables, pensando en que sus familiares, sus hijas trabajadoras o sus mayores podían tener coronavirus mientras pensaban que las máximas autoridades sanitarias y responsables del Cabildo como entidad pública con competencias en este centro, les ocultaban la verdad porque lo ha dicho un medio de comunicación… un medio que además exige la cabeza de la actual Gerencia del Hospital (que por cierto sustituyó al equipo anterior liderado por una persona vinculada a ese mismo medio) porque escribe en el Facebook en vez e sacar una nota oficial con el logo de la Consejería (que levante la mano el político que haya usado el facebook antes que los comunicados oficiales).

Llevamos muchos años en esto de la comunicación. Sería comprensible que, si fuera por protagonismo mediático, esto lo hiciera un novel que busca clicks, visitas u oyentes. Pero, siendo de la vieja escuela, me niego a pensar que hayan caido en bulos o en falsas noticias por imprudencia. Así, la duda que me invade es ¿por qué lo hacen? ¿por qué ahora?

Llevaba días pensando en si era prudente hacer esta editorial, porque mi sentido del corporativismo me decía «déjalo correr». Pero es que no encuentro la respuesta a esas dos preguntas.

www.eltime.es