Presentan el cartel y los actos religiosos de la Bajada de la Virgen 2020

8

La parroquia de El Salvador de la capital palmera, acogió este viernes 7 de febrero la presentación del cartel y del programa de actos religiosos de la LXIX Bajada de la Virgen de las Nieves. El obispo nivariense presidió la Eucaristía. En su homilía expresó que “esta tarde anunciamos lo que pretendemos hacer como Iglesia en la Bajada”.

Posteriormente, se desarrolló el acto de presentación del referido cartel de esta cita lustral que lleva por lema “María, ternura de Dios”. Domingo Cabrera recordó el origen de la Bajada de la Virgen de las Nieves desde las palabras de un cronista de 1775 y, seguidamente, pasó a presentar a Damián Rodríguez, autor del cartel de la Bajada.

Según explicó Rodríguez, su obra muestra a la Virgen María como eje y centro de la Bajada. “Se ha querido realizar un cartel simple, sin grandes elementos decorativos ni ornamentación excesiva, para que nuestra mirada se centre en la Virgen de las Nieves”, indicó.

Asimismo, en torno a Ella, aparece la silueta dibujada de la isla de La Palma y en la parte superior, tras la imagen de la Virgen, tres templos claves en la Bajada: El Real Santuario Insular de Nuestra Señora de las Nieves (a la izquierda), la Parroquia de Nuestra Señora de la Encarnación (en el centro), y la Parroquia Matriz de El Salvador (a la derecha).

Como último elemento a tener en cuenta, aparece tras la imagen de la Virgen, la silueta del sombrero de un enano, como símbolo característico de La Bajada y como referencia a los actos que en torno a Nuestra Señora de las Nieves se realizan.

La gama cromática del cartel está basada en la vestimenta de la Virgen, utilizando así, los tonos azules, turquesas y los tonos dorados.

Por su parte, el sacerdote José Francisco Concepción Checa puso de relieve los actos pastorales más significativos con ocasión de esta cita con la patrona palmera. Al comienzo de su intervención, Checa expresó que “el programa religioso de la Bajada de la imagen de la Virgen de las Nieves querría ser, sobre todo, un «relato». Algo más amplio que un elenco de horarios y actividades”. En este sentido, se ha querido colocar el acento en cuatro aspectos:

En primer lugar, el “encuentro”. En la línea de ediciones anteriores, el templo de El Salvador y la imagen de las Nieves serán ocasión y espacio de encuentro de las distintas comunidades parroquiales que harán su ofrenda ante la patrona. Encuentro de jóvenes, niños y adultos en las jornadas dedicadas a ellos los días 17, 25 y 26 de julio, respectivamente. Encuentro de las distintas personas que acudan al templo en horario de apertura (de 9 de la mañana a 9 de la noche, sin interrupción), que se prolongará durante tres noches en las que El Salvador no cerrará: tras la danza de los enanos ante la imagen de la Virgen (18 a 19 de julio); durante las 24 horas dedicadas al sacramento del perdón (24 a 25 de julio) y la víspera de la subida de la imagen (4 a 5 de agosto).

En segundo lugar, resaltó el aspecto de la “ternura”, destacado en el lema de la Bajada. “Esta ternura se intentará plasmar en gestos concretos”, indicó el párroco de El Salvador. “Algunos subrayarán la misericordia de Dios con los que nos sentimos débiles y pecadores: 24 horas para el perdón (días 24 y 25 de julio) y la oferta diaria del Sacramento de la Reconciliación durante tiempos amplios (desde las 9 hasta las 13.00 h cada mañana y un tiempo antes de la misa de la tarde). Otros colocarán en primer plano a los más vulnerables. En esa línea, la imagen estará durante parte de la tarde del 19 de julio en el Centro Penitenciario de Santa Cruz de La Palma y varias horas, el día 2 de agosto, en el hospital de los Dolores de esta ciudad”.

En tercer lugar, Concepción Checa se refirió a la “hondura o profundidad”. “En nuestro deseo está que la Bajada supere los actos que se organicen durante los días de estancia de la imagen en el templo de El Salvador. Las catequesis marianas, que, desde ya, en algunas parroquias de la isla se están realizando, intentan contribuir a esa preparación. El espacio «El Reloj de la Familia» que se ofertará como iniciativa de evangelización dirigido especialmente a las familias será otro instrumento al servicio de este subrayado pastoral”.

Por último, Checa destacó el aspecto de la “comunión”. “Desde hace muchas ediciones, la celebración de la Bajada de la Imagen de la Virgen de las Nieves ha estado ligada a la visita de las distintas parroquias a la iglesia de El Salvador. Este año hemos querido unir a ello que, en la oración de laudes, puedan estar presentes, como animadores, las comunidades religiosas de la isla y los grupos y realidades eclesiales que impulsan la vida pastoral de La Palma”.

Por otro lado, Yolanda Duarte, directora de Cáritas en el arciprestazgo de Santa Cruz de La Palma dio a conocer el proyecto solidario que se realizará con ocasión de esta Bajada. Como en anteriores ediciones, esta cita lustral servirá para solicitar la colaboración de cara a implementar un gesto solidario. En esta ocasión será en apoyo a Venezuela.

Concretamente, se trata de un programa de apoyo de Cáritas Española a refugiados venezolanos en las fronteras externas del país. Se quiere recaudar fondos para la atención integral de emergencia a la población venezolana en situación de emigración forzada en Ecuador. El objetivo es ofrecer acogida a las personas a través de la atención humanitaria y sico-social.

El acto concluyó con la presentación, por parte de monseñor Álvarez, de la carta que ha escrito con ocasión de la Bajada. En dicha misiva, que fue repartida a los presentes, el obispo reflexiona sobre el lema de esta importante cita e invita a vivir con espíritu religioso la Bajada.

El prelado destaca que “queremos celebrar a la Virgen María como signo e instrumento de la ternura de Dios para la humanidad. Ella es una mujer viva, de hoy, que tiene mucho que ver con nuestra vida presente” – subraya la misiva.

Además, Álvarez explica el lema elegido para esta cita lustral para profundizar, posteriormente, en la devoción a la Virgen de las Nieves en La Palma. “A lo largo de los siglos, miles y miles de fieles cristianos han peregrinado hasta el Santuario de las Nieves para honrar a la Madre de Dios, presentarle sus necesidades, cumplir las promesas realizadas, darles gracias por los favores recibidos y hacerle ofrenda”.

La carta pastoral invita a vivir la Bajada en “espíritu y verdad “. “Como la Virgen María estamos llamados a ser “ternura de Dios” en el mundo que nos ha tocado vivir” – destaca. Como dice el papa Francisco: “Sentirnos amados por Dios y sentirnos llamados a amar en nombre de Dios”.

“Al celebrar la Bajada de la Virgen, ante todo, expresamos lo que María es para nosotros; anunciamos a todos nuestra fe; se podría decir que la Bajada es un acontecimiento misionero”- asevera, para concluir deseando que “la Virgen de las Nieves nos conceda experimentar la ternura de Dios y nos ayude a ser como ella, manifestación de esa ternura para con todos los que nos rodean. Que siembre en nuestro corazón en el sentido de pertenencia mutua y el espíritu de convivencia para que seamos puerta abierta para acoger a los demás y vehículos del amor de Dios”.

Durante todo el acto se alternaron varias interpretaciones musicales a cargo de de la soprano, Silvia Pileño, acompañada de un piano.