Reactivan la circunvalación de Tazacorte, tras el parón por alarma sanitaria, para ejecutar su nuevo túnel

161

Tras el paréntesis que supuso el permiso retribuido establecido por el Gobierno de España para las actividades no esenciales, este lunes el movimiento vuelve a las calles de todo el país. Pero no el movimiento habitual al que estábamos acostumbrados antes de que el COVID-19 irrumpiera en nuestras vidas, sino el que estaba permitido al inicio del estado de alarma. Millones de personas vuelven hoy a sus trabajos para intentar minimizar en lo que sea posible los efectos que esta crisis está originando en la economía.

Uno de esos sectores que reinician su actividad es el de la construcción, y entre las obras que se reactivan en La Palma está la circunvalación de Tazacorte, una de las más grandes de la isla, y en la que ya comienza a ‘tomar forma’ el que está considerado su ‘hito’ más importante: su falso túnel.

Este falso túnel, de 200 metros de longitud, llegará hasta la conocida como ‘curva de La Herradura’. En este punto iría un segundo puente que pasará el barranco de Tenisca, acabando en la entrada del Puerto, donde se barajan aún varias alternativas, siendo la más valorada una rotonda que agilice la entrada y salida a este núcleo turístico. Para su ejecución se recopiló material de piedra en grandes cantidades que también ha servido para el revestimiento de las paredes verticales de esta obra.

El pasado mes de enero el Gobierno de Canarias anunciaba que, tras realizarse una serie de modificaciones en el proyecto original de esta carretera de circunvalación y una agilización en el ritmo de ejecución de los trabajos, esta obra podría estar concluida a finales de año. No se contaba entonces con esta crisis sanitaria y los parones y efectos que ha provocado el estado de alarma que, con casi toda probabilidad, retrasarán esta tan esperada finalización.

www.eltime.es