Robles visita La Palma tras la erupción: “Queremos contribuir a la esperanza y al gran futuro de esta isla”

La ministra también ha agradecido a las Fuerzas Armadas su trabajo y humanidad.

Durante la visita de la ministra Margarita Robles a La Palma, el pasado octubre. Imagen de archivo.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha viajado hoy a La Palma para dar las gracias al personal militar y civil que participó en la operación ‘Volcánica La Palma’ 2021, y allí ha querido transmitir un mensaje de esperanza y de confianza en el futuro a los habitantes de la isla.

 

Más de 1.500 militares participaron en el dispositivo de emergencias desplegado por el Gobierno de Canarias tras la erupción del volcán ‘Cumbre Vieja’ el 19 de septiembre del año pasado, una catástrofe natural que sepultó casi 3.000 edificaciones, 300 hectáreas de plataneras y aguacates y destruyó los hogares y el modo de vida de miles de palmeros.

Robles, que ya visito la isla el pasado octubre, ha comenzado su visita en el acuartelamiento ‘El Fuerte’, que fue habilitado por el Ejército de Tierra en los primeros días de la erupción para recibir a las personas desalojadas de sus casas, en muchos casos con movilidad reducida o necesidades especiales, ante el avance imparable de las coladas de lava que arrasaban cientos de hogares. “Es una emoción estar hoy aquí en ‘El Fuerte’”, ha dicho Robles. “Fueron días muy duros pero trabajasteis mucho, fuerte, bien, con corazón y con humanidad”.

“Las Fuerzas Armadas, allá donde están, llevan presencia pero llevan sobre todo esperanza en un mundo mejor, más justo, en un mundo en paz, en un mundo que
como La Palma va a saber salir y va a salir bien de esas circunstancias tan terribles
que se vivieron. Y en esa esperanza, en ese futuro, los palmeros y palmeras saben que pueden contar con todos nosotros”, ha afirmado Robles.

La ministra fue recibida en el acuartelamiento por el jefe del Mando de Canarias (MCANA), teniente general del Ejército de Tierra Alejandro Gonzalo Escámez, y por
el jefe del acuartelamiento, el capitán del Ejército de Tierra Óscar Arranz. Posteriormente ha acudido a un acto en el que se han expuesto las actividades que se realizaron en el plan de emergencia de La Palma.

El operativo estuvo dirigido por las autoridades autonómicas, según lo previsto en el
Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico en la Comunidad Autónoma de Canarias (PEVOLCA).

“Es de reseñar que esta operación ha sido un claro referente de colaboración cívico militar en situación de crisis y un ejemplo de comportamiento y respuesta de nuestra sociedad”, ha dicho el jefe del MCANA. “Todos los que hemos participado en esta operación nos hemos sentido útiles, cercanos, resolutivos y orgullosos de haber aportado nuestro pequeño granito de arena”.

El volcán Cumbre Vieja de La Palma estuvo en erupción durante 85 días, hasta el pasado 13 de diciembre, provocando la evacuación de 7.000 palmeros. Aunque los miembros de las Fuerzas Armadas que participaron en su mayoría pertenecían a la Unidad Militar de Emergencias (UME), también había efectivos del Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire que se pusieron en marcha desde el primer día de erupción ayudando en la evacuación de zonas afectadas, retirando cenizas de los tejados para evitar derrumbamientos o en colaboración con la Agencia Estatal de Meteorología para el seguimiento de las erupciones y la detección de gases emitidos por el volcán.

La Armada, entre otros recursos, habilitó tres lanchas de desembarco con las que
trasladó a más de 3.000 agricultores y regantes a sus cultivos ante la imposibilidad
de acceder por carretera.

Por su parte, el consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, Julio
Manuel Pérez, ha destacado que el PEVOLCA funcionó de una “manera inmejorable, eficaz y efectiva”, y que estuvo a la altura de la sociedad de La Palma.

También agradeció la “naturalidad” con la que las Fuerzas Armadas se incorporaron
a un dispositivo mixto, así como su proximidad y cercanía con la población.

Asimismo, el delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, elogió la
capacidad y disciplina de las Fuerzas Armadas en un duro operativo de emergencia
que duró más de 80 días, en el que participaron evacuando enfermos, trasladando
material o paleando ceniza volcánica.

“Son imágenes que pasarán a la historia de Canarias, de La Palma y de nuestro
país. Demuestran una vez más que la patria se construye también al lado de la
gente, siendo solidario, estando hombro con hombro con la gente que sufre”, ha
afirmado.

La ministra, que iba acompañada de la secretaria de Estado de Defensa, Esperanza
Casteleiro, ha visitado las instalaciones del acuartelamiento y ha mantenido un
encuentro con representantes del personal civil y militar que participaron en el plan
de emergencia de la isla, a los que ha agradecido su trabajo.

“La Palma va a salir adelante porque palmeros y palmeras tienen la fuerza que da
haber vencido las dificultades. Han sido un ejemplo para todos nosotros”, ha dicho.
La titular de Defensa se ha trasladado después hasta Los Llanos de Aridane, donde
fue recibida por su alcaldesa, Noelia García, y por el presidente del Cabildo de La
Palma, Mariano Hernández. También se ha encontrado allí con los alcaldes de
Tazacorte, Juan Miguel Rodríguez, y de El Paso, Sergio Rodríguez.

Los regidores dieron las gracias a la ministra por todo el apoyo y por la “parte
humana” de todos los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas, destacando que
Robles fue la primera persona del Gobierno de España que se puso en contacto con
el alcalde de Los Llanos.

En el municipio de El Paso, Robles ha podido observar los efectos de la catástrofe
desde un mirador cercano al cráter del volcán, así como las ubicaciones de las
futuras obras de reconstrucción en el municipio.

Tras cuatro meses de despliegue en La Palma, la UME fue desmovilizada el pasado
18 de enero.