Sánchez no descarta la figura del relator y hablará de indultos cuando haya sentencia.

87

El presidente Pedro Sánchez da una de cal y otra de arena, por si acaso. Por un lado admite que el Gobierno independentista actuó de mala fe al no querer aprobar sus presupuestos sociales que tanta falta hacían a Cataluña pero por otro lado reconoce que tiene la intención de mantener una vía de diálogo con el Govern, con o sin relator, dice que las palabras son lo de menos y le sigue pareciendo buena idea esa mesa de diálogo.

Cuestionado el presidente sobre el posible indulto si hubiera una condena en el juicio del procés, Sánchez se guarda esa baza: “ahora lo que tengo que hacer como presidente es respetar la independencia del poder judicial». Reconoce que hay que «dejar a los jueces y a los fiscales trabajar y una vez haya sentencia, lógicamente el poder político tendrá que posicionarse«.

Pedro Sánchez cree que la subida del Salario Mínimo Interprofesional, al contrario de lo que dice Casado no ha destruido empleo. Y no confirma que vaya a derogar la reforma laboral, sino aquellos aspectos que sean necesarios.

www.ondacero.es