Santa Cruz de La Palma rechaza el modo «unilateral» de la consejera Jovita Monterrey en asuntos de la Bajada

87

El grupo de gobierno en el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma ha transmitido a través de una carta oficial dirigida a la Presidencia del Cabildo Insular su “profundo malestar” por la forma de proceder de la consejera de Cultura de la Institución palmera, Jovita Monterrey, respecto a la Bajada de la Virgen.

En la misiva, a la que ha tenido acceso ElTime.es, se hace hincapié en los esfuerzos que desde el consistorio se están realizando para lograr la declaración de las Fiestas Lustrales como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad y el modo de actuar “unilateral” de la consejería que dirige Jovita Monterrey, alejado del consenso institucional.

El grupo de gobierno capitalino defiende a la Bajada de la Virgen como “un referente patrimonial, festivo, económico y religioso de los palmeros, cuyo desarrollo siempre ha sido objeto de un respeto institucional exquisito, evitando su politización y con la operatividad en todo caso de un Organismo Autónomo que se encarga de gestionar la fiesta y todo lo que la rodea, con la representación de todas las sensibilidades”.

En ese sentido, recalca que desde el año 2013 el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma comenzó con los trámites para la declaración de la Bajada de la Virgen por parte de la Unesco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, “comenzando un largo proceso en el que siempre hasta ahora habíamos sentido la unidad y el apoyo del Cabildo y del resto de instituciones de La Palma, evitando protagonismos que en todo caso corresponden a los vecinos de la ciudad que organiza las Fiestas Lustrales”.

Ahora, desde la capital se denuncia que ese esfuerzo colectivo “se ha roto en los últimos tiempos”, una situación, añaden, “que ciertamente nos preocupa y nos sorprende”. Hacen referencia a “las reiteradas declaraciones de la consejera insular de Cultura y la organización o colaboración del mismo área del Cabildo en acciones sobre la Bajada de la Virgen, dejando a un lado tanto al Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma como al Organismo Autónomo de las Fiestas Lustrales, donde ambas instituciones están representadas junto a colectivos sociales, ponen en serio peligro las relaciones cordiales que han marcado todas y cada una de las actuaciones vinculadas a nuestra patrona”.

Al respecto, ponen de ejemplo la celebración del II Congreso Internacional de la Bajada de la Virgen, que organizado por el área de Cultura del Cabildo de La Palma, “no contó con el Ayuntamiento como organizador de la fiesta”.

La misiva concluye solicitando a la Presidencia que como miembro del Organismo Autónomo y como presidente del Cabildo de La Palma “interceda para mantener la buena relación entre ambas instituciones”.

www.eltime.es