Santa Cruz de La Palma se reencuentra con la tradición durante la emotiva celebración de las Fiestas del Carmen

El embarque y procesión marítima de la patrona de las gentes del mar tuvo lugar en la tarde de este sábado en el puerto capitalino, tras una intensa jornada de actividades para todas las edades.

Santa Cruz de La Palma se reencuentra con la tradición popular con la celebración de las Fiestas en honor a Nuestra Señora del Carmen este sábado, 16 de julio.

 

El embarque y procesión marítima de la imagen de la patrona de la gente de la mar tuvo lugar durante la tarde tras la misa en la iglesia matriz de El Salvador, de la que partió la comitiva con la imagen de esta advocación.

Una jornada emotiva que recuperó el vínculo entre la ciudad y el mar tras dos años de pandemia y que gracias a la programación de actividades organizada desde la Concejalía de Fiestas del Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma, vecinas y vecinos de todas las edades pudieron disfrutar de una mañana de ocio y esparcimiento.

El puerto de la capital palmera acogió más de una decena de actividades en diferentes espacios como la Estación Marítima, la Marina o el muelle pesquero, y para los que se contó con la colaboración de Puertos de Tenerife, la Cofradía de Pescadores Nuestra Señora de Las Nieves y el Club de Vela Latina Benahoare.

La muestra mensual de artesanía y la música no faltaron a una cita en la que también hubo diversión para los más pequeños con talleres infantiles marineros y una pequeña fiesta de la espuma, así como exhibición de barquillos engalanados, a cargo del Club de Vela Latina Benahoare.

Como novedad, el área de Fiestas recuperó el tradicional juego de la cucaña, despertando gran expectación entre las personas asistentes y los más jóvenes, que se convirtieron en protagonistas de la jornada en su intento por conseguir el banderín colocado en el extremo del palo por el que debían deslizarse hasta conseguirlo.

Una tarea para cuyos preparativos contó con el asesoramiento y consejos del experto Manuel Jaime Leal Francisco, y en la que resultó ganador Pablo Martín Aciego de Mendoza.

La música tampoco faltó en esta cita marinera a lo largo del día con la Escuela Municipal de Folclore ni tampoco el guiño gastronómico, del que se encargaron desde la Cofradía de Pescadores Nuestra Señora de Las Nieves con la preparación de una sabrosa paella popular.

Una jornada festiva que arrancó a las diez de la mañana y que concluye con la exhibición de fuegos artificiales, tras la entrega de diferentes reconocimientos a todas las personas y entidades que de forma directa e indirecta hicieron posible la organización de estas actividades en un entorno seguro y entrañable.