Santa Cruz de La Palma se viste de flores con la cuarta edición de Civitatem Decorare 

La concejalía de Turismo, Patrimonio, Obras y Servicios engalana la capital palmera con casi 4000 plantas naturales, reposteros de damasco, faroles artesanales y poemas murales con motivo de las fiestas fundacionales de la capital palmera

Por cuarto año consecutivo, el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma viste de flores la capital palmera con motivo de la celebración de las fiestas fundacionales del municipio, el próximo 3 de mayo. 

La concejalía de Turismo, Patrimonio, Obras y Servicios que coordina la edil Saray González, ha querido consolidar con Civitatem Decorare la tradición por la que vecinas y vecinos engalanaban sus edificios, puertas, balcones y ventanas con motivo de algún acto o festividad señalada. 

Casi 4.000 plantas naturales decorarán de forma única el conjunto renacentista de la plaza de España para realzar el trazado y la belleza arquitectónica del casco de la capital palmera.

“Geranios, lavandas, petunias y margaritas, entre otros tipos de flores, llenarán de color Santa Cruz de La Palma, dejando la plaza de España en una auténtica postal de primavera”, explica Saray González. 

La decoración floral también se extenderá a las cuatro fuentes principales de la ciudad ubicadas en la plaza de España, plaza de Borrero, Acera Ancha y plaza de San Francisco con 610 unidades en total. 

Completarán los elementos ornamentales 80 reposteros de damasco, 66 faroles artesanales y nueve paneles de gran formato con poesías murales que se ubicarán en la entrada de la plaza de San Francisco, los laterales y muros de la sede judicial y la plaza de Vandale. 

El alcalde de Santa Cruz de La Palma, Asier Antona, invita a las vecinas y vecinos del municipio a participar en esta iniciativa para engalanar viviendas y comercios, en el afán de mostrar la cara más bonita de la capital palmera y de la que “nos sentimos especialmente orgullosos” y así elevar aún más la celebración del 3 de mayo. 

Completará la decoración efímera la instalación de un arco de madera de cuatro metros de altura que se ubica muy próximo a uno de los accesos a la plaza de La Alameda a través de la calle Anselmo Pérez de Brito, enmarcando así uno de los tramos más emblemáticos de la ciudad. . 

Este elemento decorativo, diseñado en su momento por Juan Carlos Martín, se inspira en la estructura sobria y elegante creada en 1906 para la recepción al rey Alfonso XIII, momento que ha quedado representado para protagonizar el cartel anunciador de la cuarta edición de Civitatem Decorare de este año. 

El arco ha sido confeccionado por el taller de carpintería municipal junto a un grupo de cerrajeros, para proceder a su instalación gracias al equipo de operarios del servicios de Infraestructuras del ayuntamiento.