Se suspende la Bajada de la Virgen, pendiente de nueva fecha

La 69 edición de la Bajada de la Virgen de Las Nieves no se celebrará en los meses de junio, julio y agosto como estaba previsto. El Obispado de Tenerife ha comunicado su suspensión, en consenso con el Cabildo de La Palma y el ayuntamiento capitalino, así como, con el Rector del Real Santuario de la Virgen de Las Nieves y el párroco de El Salvador.

“Conscientes de la importancia que la Bajada tiene para los palmeros, y su repercusión religiosa, social y económica para la isla, se prevé la celebración de una Bajada en una fecha extraordinaria, con todos sus componentes habituales, que se decidirá cuando haya acabado esta situación y se permitan las concentraciones de personas” afirmó el Obispo, Bernardo Álvarez.

Aun así, no se descarta que en el caso de que en lo que quede de año, las autoridades sanitarias lo permitieran, se pudiera realizar algún acto que sería estrictamente religioso, ya que en estos momentos no es posible.

Desde hace 300 años que comenzó la tradición de bajar a la Virgen de Las Nieves a la ciudad, las fiestas lustrales se han celebrado ininterrumpidamente hasta esta que iba a ser su 69 edición. También se han realizado celebraciones extraordinarias en ese tiempo en los que la patrona de los palmeros ha realizado este viaje.

Este año no podrá ser. Lo impide el Covid-19 que se ha convertido en pandemia y está azotando a todo el mundo. Habrá que esperar a que las autoridades lo permitan, a que sea seguro para todos, para ver entrar de nuevo a la Virgen de Las Nieves en la ciudad.

www.eltime.es