Tazacorte defiende los antiguos usos para definir el retranqueo del litoral del Puerto

96

La financiación para concluir el proyecto que lo hará realidad ha sido incluida en los presupuestos del Cabildo de La Palma para 2020, pero aún falta el consenso entre administraciones que ‘discrepan’ en cómo debe ser la regeneración del frente del litoral del Puerto de Tazacorte. Un proyecto con el que, entre otros aspectos, se pretende dar una solución definitiva a las antiguas piscinas ubicadas en El Puerto, que llevan más de 30 años abandonadas en pleno centro turístico.

Para el consejero de Ordenación del Territorio del Cabildo palmero, Gonzalo Pascual, aparte de un retranqueo de la avenida para preservar el frente del litoral de los embates del mar que originan destrozos en el paseo, con este proyecto se pretende extender la zona de playa más próxima a los quioscos, dotándola de una mayor superficie, así como del equipamiento deportivo, de restauración y servicios que este enclave turístico merece.

Pero no parece ser esto lo ‘acordado’ entre el consistorio bagañete y la institución insular. El primero en salir a la palestra ha sido el propio alcalde de Tazacorte, Juan Miguel Rodríguez, al entender que el Cabildo no había cumplido su ‘pacto’ de marcar los términos de este proyecto entre ambas administraciones para evitar un gran retranqueo como el planteado por Costas, donde se pasa de los 6-7 metros del 2006, a los 46-50 de la actualidad.

Va más allá el alcalde bagañete y en las redes sociales se ‘atreve’ a echar mano de la historia: “Refrescando memorias. En el espacio inacabado de las piscinas de El Puerto, nunca existió playa. En alguna época fue un campo de fútbol, asentamiento de chabolas, una gran plataforma de suelo para la construcción de prismas para el actual muelle, etc. Estos y algunos más fueron los usos de este suelo. Nunca fue playa. ¿Hoy que se pretende?” expone Rodríguez.

En juego un importante espacio de terreno que permita el desarrollo urbanístico y turístico del Puerto, y que en el caso de “caer” bajo la supervisión de la Demarcación de Costas quedaría prácticamente inutilizado para el desarrollo económico de la zona.

Rodríguez, sorprendido por el cambio de postura del Cabildo insular, ha defendido el acuerdo tomado con Hernández Zapata para realizar un plan de acción conjunto, que también ha sido confirmado por el presidente insular.