Televisión Canaria culmina la subrogación de los 90 trabajadores de islas no capitalinas.

215

Este sábado 1 de junio culmina el proceso de subrogación de los trabajadores que realizaban su labor para los servicios informativos de la Televisión Canaria desde empresas externas, dando así cumplimiento a la Ley de la Televisión Canaria aprobada en el Parlamento regional el pasado 20 de diciembre. En la aprobación de esta norma desempeñó un papel destacado la Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras Canarias (FSC-CCOO), propiciando el acuerdo entre los partidos que votaron favorablemente.

Los trabajadores que hoy son subrogados venían prestando sus servicios en empresas ubicadas en las islas no capitalinas y, una vez que sus contratos han expirado, se suman a los 24 empleados que ya fueron subrogados el pasado mes de enero. De esta forma, señala el secretario general de la FSC-CCOO, Pedro Costeras, “se recogen los frutos de un acuerdo parlamentario que proporciona seguridad laboral e igualdad a este colectivo de trabajadores”. Sin embargo, Costeras no deja de señalar el caso de un trabajador de Fuerteventura que aún no ha sido subrogado y que, a juicio del sindicato, cumple con todos los requisitos establecidos por la Ley de la Televisión Canaria aprobada el pasado año, por lo que el sindicato seguirá luchando para que se incorpore al ente público a la mayor brevedad.

Pero con las subrogaciones no culmina el proceso de asegurar la estabilidad e igualdad de la plantilla laboral del ente público. FSC-CCOO recuerda que la ley aprobada en el Parlamento impone dotar a todos los trabajadores del ente público de un trato igualitario. Por eso, el sindicato ha venido trabajando en estos meses, e intensificará el esfuerzo en los venideros, para dar cumplimento a esta disposición en lo que respecta los trabajadores subrogados, con independencia de la empresa de procedencia, y a los trabajadores que ya estaban en la plantilla de la TVAC antes de producirse las primeras subrogaciones el pasado mes de enero y que sufren condiciones laborales claramente inferiores a las de sus compañeros.

http://www.eltime.es