Tijarafe sigue sin presupuestos para 2024 por la pasividad, el desdén y la pereza del Gobierno de CC y PP

- El portavoz socialista, Alejandro Rocha, denuncia que el PP exigía en la oposición las cuentas en tiempo y forma, y ahora que dirige Hacienda es incapaz de presentarlas

Arranca el mes febrero y los Presupuestos de Tijarafe para 2024 ni están ni se le esperan, a pesar de que el municipio cuenta con un Gobierno más extenso, desde la entrada del Partido Popular, y más caro para los vecinos y vecinas del municipio que no ven ningún resultado en la gestión.

Así lo ha puesto de manifiesto el portavoz del Grupo Socialista, Alejandro Rocha, quien exige al equipo de Gobierno de CC-PP que entregue de una vez el proyecto de Presupuestos a la oposición, si es que tiene algún borrador, “algo que tampoco tenemos claro”.

“Es lamentable -prosigue el dirigente socialista- que en febrero, el grupo de la oposición no sepa todavía nada del principal documento del Ayuntamiento”, subraya Rocha, quien llama la atención sobre el doble lenguaje del Partido Popular, que mientras estuvo fuera del gobierno exigía celeridad en los Presupuestos y, ahora, que está al frente del área de Hacienda, es incapaz de sacar las cuentas en tiempo y forma”. “Consejos vendo que para mí no tengo”, apostilla.

Alejandro Rocha sostiene que “es evidente que la entrada del PP al grupo de Gobierno no ha supuesto un cambio en la dinámica del Ayuntamiento de Tijarafe, donde la pasividad, el desdén y la pereza en la gestión siguen reinando”. “El pacto entre CC y PP en Tijarafe ha sido un mero arreglo interno, para defender sus intereses personales y partidistas, sin proyecto de municipio ni programa”.

Desde el Grupo Socialista se preguntan qué ha representado la entrada del PP a cogobernar en el Ayuntamiento de Tijarafe. “La realidad es que han entrado para que nada cambie, para que todo siga exactamente igual, excepto el gasto en sueldos del grupo de gobierno que se ha disparado. La función del PP no es otra que la de cubrir las espaldas de CC y servir de muleta para los nacionalistas a cambio de un sueldo”. De ahí que concluye exigiendo al grupo de gobierno y, en especial, al consejero delegado de Hacienda del PP, Alfonso del Pozo, que haga partícipe de una vez a la oposición de la elaboración de las cuentas, que trabaje y que tome nota de las exigencias de su propio partido en el mandato pasado sobre la importancia de la celeridad en la aprobación de los presupuestos y tome ejemplo