Trece equipos fijos monitorizarán los gases en zonas aún evacuadas para garantizar la seguridad

El Gobierno canario pone a disposición del Cabildo palmero más equipos de medición de gases para zonas aún evacuadas. Los dispositivos se han colocado en El Remo, Puerto Naos, La Bombilla y la zona norte del Camino José Pons La Jurona para proseguir con la vigilancia.

La Dirección General de Seguridad y Emergencias, adscrita a la Consejería de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad del Gobierno de Canarias que dirige Julio Pérez, ha puesto a disposición del Cabildo palmero, que es quien gestiona en estos momentos la emergencia provocada por el volcán de Cumbre Vieja, 13 equipos fijos de medición de gases adquiridos recientemente, que se han instalado en los núcleos urbanos que aún permanecen evacuados y pendientes de realojar, con el objetivo de seguir garantizando la monitorización y evitar la exposición de la población a gases tóxicos.

 

Estos equipos, cuatro balizas y nueve sensores, se colocaron la semana pasada, tanto en espacios abiertos como cerrados de El Remo y Puerto Naos, en los Llanos de Aridane; La Bombilla, y la zona norte del Camino José Pons La Jurona, en El Paso. Estos instrumentos pueden ser reubicados rápidamente, transmiten continuamente datos de localización y lecturas de gases.

La vigilancia de gases en los núcleos urbanos aún evacuados se hace necesaria para zonificar aquellas áreas y viviendas que deben permanecer balizadas sin posibilidad de acceso y para identificar las fincas donde se podría acceder de forma progresiva con acompañamiento, equipos de detección de gases y protocolo de evacuación.

Además de continuar con la monitorización de gases y analizar la evolución de los valores, con la instalación de estos equipos se pretende asegurar que la vuelta a las viviendas se pueda realizar de forma controlada y segura, continuando con el objetivo prioritario marcado desde el inicio de la emergencia de garantizar la integridad física de las personas.

 

Balizas y sensores

Las balizas miden, en tiempo real, Oxígeno (O2), inflamables, Monóxido de Carbono (CO), Dióxido de Carbono (CO2) y Sulfuro de Hidrógeno (H2S), y tienen una autonomía de 100 días, lecturas de gas en 10 segundos, conectividad celular y ubicación por satélite. Dos de ellas se han instalado en La Bombilla, en zona exterior, y las otras dos, en Puerto Naos, una en zona exterior y otra en el interior de un edificio de viviendas. Todas ellas transmiten los datos directamente al software de monitorización en el Puesto de Mando Avanzado o Centro de Coordinación Operativa Insular (CECOPIN) puesto en marcha por el Cabildo palmero al hacerse cargo de la gestión de la emergencia.

Los sensores iSens miden en tiempo real Oxígeno (O2) o Ácido Clorhídrico (HCL). Cinco de ellos se han instalado en Corazoncillo y cuatro en Puerto Naos, dentro de viviendas y garajes.

Los datos de los nueve sensores se trasfieren de forma inalámbrica a la central receptora GasVisor, que cuenta con dos centrales de transmisión de señal, una en Puerto Naos y otra en Caños de Fuego, en zonas con buena cobertura y visibilidad hacia los sensores colocados en espacios interiores. Estas centrales, conectadas a internet, permiten la monitorización y acceso a los datos, en todo momento, desde el Puesto de Mando Avanzado o el CECOPIN.

Durante toda la emergencia, se han adquirido también 44 equipos portátiles de detección de gases, configurados con sensores de Monóxido de Carbono, Dióxido de Azufre, Cloro, Dióxido de Carbono, Oxígeno, gases inflamables y Sulfuro de Hidrógeno. Estos equipos incluyen, además, un acelerómetro para detectar caídas de las personas usuarias, GPS para su posicionamiento y un sistema de transmisión mediante tarjeta SIM al Puesto de Mando Avanzado o CECOPIN.

Asimismo, se han llevado a cabo jornadas de formación en el uso, actuación en caso de alarma y mantenimiento de los equipos, así como acciones formativas en mantenimiento preventivo de los equipos y en la configuración del portal de seguimiento de los datos de los gases.

La empresa suministradora de estos equipos y que ha llevado a cabo la formación, Sensotran S.L., ha facilitado gratuitamente la función de automonitorización, así como la capacidad de transmisión de voz y llamadas.

También ha hecho una donación de 10 equipos portátiles para la medición de oxígeno “ClipSens”, para proteger a las personas intervinientes que accedan a las zonas afectadas por gases, así como un puerto de infrarrojos Sensotran IR LInk para la descarga de datos y configuración de los equipos. Todo ello se ha puesto a disposición del Cabildo de La Palma, administración encargada en la actualidad de gestionar la emergencia.