Un año después los afectados se preguntan: ¿Cuál es el orden de prioridades? ¿Infraestructuras o vivienda y sustento?

Ha pasado un año desde que comenzó la erupción volcánica en La Palma y el sensación general entre muchas de las personas afectadas está entre el enfado y la desilusión. O al menos así lo manifiestan en las diferentes reuniones, manifestaciones o a través de los medios de comunicación.

Una de las principales quejas es la falta de comunicación con las administraciones, a pesar de las constantes reuniones que se convocan: Revivir El Valle, talleres vecinales para el marco territorial, etc. «Solo nos llaman a su circo» expresa Juan Vicente Rodríguez, presidente de la Asociación Social Volcán Cumbre Vieja, que denuncia que «solo nos llaman a programas, pero no se decide nada». Incluso asegura, que «antes de crear todos esos programas, se tenían que haber sentado con nosotros. Les hemos pedido un órgano donde nosotros podamos decidir nuestro futuro y ellos hacen el órgano en la medida que ellos creen que deben hacerlo».

Para las personas afectadas ha habido una mala gestión del dinero que ha llegado, pues consideran que debería haberse consensuado el destino de esos fondos con ellos. En este sentido, Alexis Hernández, portavoz de la Iniciativa Ciudadana Afectados por el Volcán, se pregunta «¿Qué orden de prioridades tienen los políticos que nos están dirigiendo? ¿Cuál es el orden de urgencia en una sociedad víctima de una catástrofe como esta? ¿Las infraestructuras o darle solución habitacional y sustento económico a la población hasta que empiece una etapa de reconstrucción?».

Los afectados no entienden «¿por qué toman decisiones para infraestructuras millonarias?» y consideran que las administraciones «tienen una hoja de ruta que no tienen nada que ver con las necesidades de las personas que lo perdieron todo, pero utilizan la emergencia para desempolvar viejos proyectos que estaban en un cajón para sacarlos adelante con los presupuestos que vienen a la isla» apunta Alexis Hernández.

«Hay mucho dinero invertido que no ha valido la pena el esfuerzo tan grande, porque ese dinero nos corresponde a nosotros» añade Juan Vicente, que asegura que «si ese dinero que llega, nos lo hubiesen dado a nosotros, hoy estaríamos mucho mejor».

Para Juan Vicente, «están desechando nuestra opción de participar en el sistema» y son los afectados los que «deberíamos estar para decidir cómo se va a repartir porque queremos participar y ver qué prioridades hay».

ENTREVISTA JUAN VICENTE RODRÍGUEZ:

«El dinero nos corresponde a nosotros y, al menos, deberíamos estar presentes para decidir cómo se reparte»

ENTREVISTA ALEXIS HERNÁNDEZ:

Alexis Hernández: «No ponemos en cuestión que haya gases, sino que después de un año no nos propongan soluciones concretas»