Un duelo tan decisivo como inesperado y soñado

Los protagonistas, los de siempre y los actuales, verbalizan la trascendencia del Atlético Paso-Gimnástica Segoviana de este domingo, un partido que puede resultar histórico

Tan inesperado como soñado. Así se puede definir el decisivo partido que el Atlético Paso va a disputar el domingo frente al líder del Grupo 5, la Gimnástica Segoviana. Un triunfo local certificaría, de manera matemática, la presencia del cuadro verdinegro en los play-off de ascenso. Una meta impensable para todos los protagonistas que, casi, la han hecho posible. Desde los que llevan años y años remando a favor de la causa, a los juegan o dirigen cada domingo los partidos del cuadro pasense.  

Dentro de no mucho, el próximo 4 de mayo, cumple 84 años de edad Don Tomás Capote. Lleva toda su vida, desde incluso antes de alcanzar la mayoría de edad, apoyando y animando al Atlético Paso. Durante unos cuantos años perteneció a la directiva de la entidad, pero su vida a estado ligada a la grada del municipal pasense, donde ha visto de todo, menos a su equipo peleando por ascender a Primera RFEF. “Nunca creí llegar a ver esto. El equipo llegó a Segunda RFEF y nunca creí que el equipo iba a llegar a tanto. Nunca pensé que iba a verlo tan arriba”, comenta Don Tomás, quien pese a su edad y a sus problemas de salud, sigue acudiendo a la ‘calderita verdita’ para animar a su Atlético Paso. 

El suyo es un verdadero ejemplo de amor a unos colores y de apoyo a una institución que está guiada por una directiva que lleva años soñando en grande. El presidente de la institución es William Nazco, quien siente un enorme “orgullo, satisfacción y agradecimiento” por todo lo que está pasando. Un agradecimiento que extiende “a todo el equipo, directiva, socios, afición, patrocinadores, medios de comunicación, etc. Creo que todos han contribuido para que se juegue un partido tan importante en la historia del club. Como aficionado me siento feliz de que el equipo siga creciendo y tenga la posibilidad de jugar un partido de este calibre”, apunta el dirigente, quien no esconde que todo lo que se va a vivir el próximo domingo a partir de las 11:00 horas “es un sueño que no estaba en nuestros planes a principio de temporada. Nosotros nos habíamos marcado el objetivo de la salvación, pero aparece una meta, medio irreal, que te hace pensar que quizás suene la flauta”.

Los verdaderos artífices de todo este, ya de por sí gran logro, son los jugadores y el cuerpo técnico. Manolo Sanlúcar encabeza un grupo de trabajo que ha sabido dar con la tecla adecuada para que el equipo se haya mantenido junto a los mejores durante toda la temporada. “Es un partido que te da el objetivo de jugar unos play-offs de ascenso, un sueño para nosotros. El equipo lo merece porque lleva todo el año con los mejores. Dependemos de nosotros, de los jugadores, de nuestra gente y de nuestro entorno”, explica el preparador andaluz, quien tiene muy claro de donde viene este club y hacia donde quiere ir. “La temporada pasada ya jugamos un partido así contra el Alcorcón, pero para mantener la categoría. Sufrimos lo que no está en los escritos, pero lo logramos. Un año después, en el mismo contexto, dependemos de nosotros para jugar unos play-offs de ascenso a Primera RFEF. Es la hostia y lo estamos preparando como la hostia. Repito, es algo que se ha ganado el equipo con nuestra gente”. Un partido decisivo e histórico, tal y como lo ve el míster: “Es un partido que nunca se ha vivido. Es histórico para El Paso, para todo el valle y para toda la Isla. Recordemos lo que se vivió y sufrió el año pasado para mantener la categoría y que este año hemos estado ahí y tenemos este partido para lograr el objetivo”.

La trascendencia del duelo la tienen muy presente los jugadores. Desde el veterano que lleva ya cuatro temporadas en la Isla, como Armiche Ortega, al que llegó en la pasada ventana de fichajes de invierno. El punta grancanario también ha sido parte importante de la transformación que ha experimentado el Atlético Paso en los últimos años. “Yo llegué hace cuatro años para jugar en Tercera y con un proyecto muy bueno. Era toda una incógnita saber si todo iba a salir bien y mira donde estamos ahora. Todos los años han sido muy bonitos y ahora nos estamos jugando cerrar en casa disputar un play-off de ascenso a Primera RFEF. Todo lo que estamos viviendo es muy bonito, ya que ya siento al Atlético Paso como el equipo de mi vida”, afirma el punta, quien es de los pocos que sí soñaba con vivir el trascendental duelo de este domingo. “Ya teníamos un poco de experiencia en la categoría y soñaba con jugar este partido. Soy ambicioso y siempre me gusta ir a por todo lo que se pueda. Siempre he tenido en la cabeza que se podía lograr algo grande y estamos en el camino”, asegura.

Un partido que puede marcar un antes y un después para los que siempre han estado apoyando al Atlético Paso, y para los que de verdad hacen posible que el domimgo el Atlético Paso pueda escribir una página dorada dentro de su historia.