Un falso Instituto de Trabajo intenta estafar con ‘amenaza de inspección’ a pymes y autónomos en activo

El Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe) ha recordado la necesidad de comprobar el origen de todo correo electrónico, mensaje de WhatsApp o SMS antes de acceder a enlaces o descargar archivos adjuntos, tras la detección esta semana de un nuevo fraude dirigido a empresas y autónomos suplantando a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS). Los mails han llegado a las cuentas de correo de cientos de pymes y autónomos de La Palma, de la misma manera que ha sucedido en el resto de Canarias.

Según la alerta recogida por el Incibe en su página web, y recogida por Europa Press, la notificación hacía alusión de una queja contra la empresa “en relación a posibles incumplimientos”, como el desarrollo de trabajo incompatible con prestaciones de desempleo, incapacidad temporal o jubilación.

Asimismo, advertía de posibles sanciones, entre ellas la suspensión de la actividad de la empresa o “una queja con el fiscal local”, anticipaba una llamada telefónica con la empresa “para seguir discutiendo el asunto” y emplazaba a la empresa a contestar y a obtener más información sobre la queja y obtener más detalles en un enlace.

Según señala el Incibe, el objetivo de estos mensajes es que el usuario acceda a un enlace malicioso, donde podrá ver la falsa queja presentada y acceder a más detalles. “El acceso a este enlace puede llevar asociado la descarga de ‘malware’ (virus informático) en el equipo”, apostilla.

Por ello, recomienda a toda persona que haya accedido al enlace la realización de un escaneo de todo equipo con antivirus y seguir las instrucciones marcadas por el mismo por si hubiera detectado algún tipo de virus.

Como pautas generales, plantea no abrir enlaces en mensajes SMS de usuarios desconocidos o que no haya solicitado, sino eliminarlos directamente, no contestar en ningún caso, tener actualizado el sistema operativo y las aplicaciones y tener precaución a la hora de seguir enlaces o descargar ficheros adjuntos en todo mensaje, aunque se de contactos desconocidos.

Consultas de empresas a las Inspecciones Provinciales

Según han informado a Europa Press fuentes del Ministerio de Trabajo y Economía Social, este correo se envió a empresas de todo el territorio, muchas de las cuales se dirigieron a las Inspecciones Provinciales para comprobar si eran las remitentes reales de los correos.

Ante estas advertencias, Trabajo denunció en su página web y en Twitter el envío de mensajes en los que se notifica una supuesta inspección y se pide acceder a un enlace para conocer más detalles. “Tal correo no proviene de Inspección y su contenido puede ser malicioso. Por favor, absténganse de acceder al enlace”, rezaba la alerta.

El mensaje, según informan a Europa Press desde el departamento que dirige Yolanda Díaz, aludía a una posible investigación desde la Inspección de Trabajo, a partir de una queja, utiliza expresiones que no son propios al “entorno” de este organismo y remite a actuaciones ante “el fiscal local” o la “queja en los tribunales”, unas actuaciones fuera del ámbito de la Inspección, recuerdan desde la Administración.

Además de publicar esta advertencia y recomendar la comprobación de que el origen de los correos que se reciben corresponde, efectivamente con la de la Inspección de Trabajo, desde el Ministerio de Trabajo también informaron a sindicatos y organizaciones empresariales para evitar posibles perjuicios.

www.eltime.es