Un golazo de Menudo define el derbi palmero para el Atlético Paso  

El duelo de rivalidad insular cumplió con las expectativas y lo desniveló el atacante sevillano con un enorme disparo desde la frontal del área en el minuto 87

El derbi palmero cumplió con todos los requisitos que se le presuponían.  Resultó igualado, entretenido e intenso. Llegó hasta el minuto 87 con el empate  a cero inicial y con cuatro ocasiones de gol para cada bando, por lo que solo  una acción aislada y magistral lo podía decantar para un bando u otro. Ahí fue  cuando apareció la magia de Juan Carlos Menudo. El atacante sevillano tiró de  su buen manual para dejar los tres puntos en casa con un golazo espectacular  desde la frontal del área. Una bomba a la que Jacobo no pudo responder y que  sirve para romper la mala racha de resultados que arrastraban los de Manolo  Sanlúcar desde hace cinco jornadas. Y todo eso en un estadio que registró la  mejor entrada de la temporada, con 2.115 espectadores en las gradas. Las dos  aficiones tuvieron un comportamiento ejemplar y la verdinegra volvió a  demostrar su enorme compromiso con el club y jugadores.  

Desde el principio se vio claro sobre el terreno de juego que la intensidad iba  amarcar todo el choque. Los dos equipos eran conscientes de lo mucho que se  estaban jugando y esa necesidad se reflejó en los primeros compases del  encuentro.  

La primera ocasión cayó para el bando visitante, con un remate de Borjas  Martín que acabó en saque de esquina tras despeje de la zaga pasense.  

No hubo más ocasiones claras para ninguno de los dos contendientes hasta  que el duelo se acercó a la primera media hora de juego. La igualdad era total y  las defensas se imponían ante el voluntarioso trabajo de los ataques,  especialmente el rojinegro.  

En el 27, un centro desde el carril zurdo verdinegro propició un remate abajo de  Barreda que detuvo sin problemas Jacobo. 

A partir del minuto 30, empezó a aparecer en escena Juan Carlos Menudo para  los locales. Su movilidad en la ofensiva pasense propiciaba espacios para  Armiche, pasando el control del choque en ese momento para el Atlético Paso. 

En el 33, precisamente un espectacular control del atacante sevillano le plantó  solo ante Jacobo, quien estuvo enormemente acertado para detener la mejor  ocasión de los locales.  

El duelo siguió siendo equilibrado en lo que restó de primer acto, sumando el  Mensajero, en el 41, un nuevo remate de cabeza que se fue desviado de la  portería de Loskos.  

La segunda mitad arrancó sin cambios en ninguna de las dos formaciones y  con el mismo guión de partido: máxima igualdad, intensidad y pocas ocasiones  de gol. 

La primera clara fue para el Atlético Paso, con un disparo de Armiche Ortega  que desde la frontal del área lanza un balón que se fue por encima de la meta  santacrucera. La réplica visitante no se hizo esperar y, en el 61, Juande buscó  sin acierto el palo izquierdo de la meta defendida por Loskos.  

Manolo Sanlúcar fue el primero en mover el banquillo, dando entrada en primer  lugar a Guti por Ayoze Placeres y, más adelante, a Andi y Sissokho en el 73,  con la clara intención de buscar más profundidad.  

Los cambios surtieron efecto y la recta final del partido fue para el Atlético  Paso, teniendo los locales claras ocasiones de gol, como la de Armiche en el  80 o la de Sissokho pocos minutos después. Ambas oportunidades se fueron  por fuera de la meta del meta rojillo. 

Pero lo mejor del partido se hizo esperar hasta el final. El derbi palmero se  tenía que decidir en una acción individual y lo tenía que definir el mago  sevillano: Juan Carlos Menudo. Jugada individual del ‘21’ verdito, que  aprovechó que nadie salió a taparle para plantarse en la frontal del área  mensajerista y lanzó un misil alto perfectamente colocado a la escuadra rival  que se coló en la meta de Jacobo. Golazo espectacular que desató el delirio en  las gradas verdinegras.  

En los últimos minutos, el Mensajero le puso más corazón que cabeza y fútbol,  por lo que el Atlético Paso no sufrió para mantener la ventaja en el marcador y  sumar tres puntos de oro en un igualado derbi palmero