Un matrimonio con dos hijos y rentas conjuntas de 36.600 euros se ahorrará el próximo año 700 euros en el IRPF”

El ajuste fiscal incluido por el Gobierno de Canarias en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para el año 2023 beneficia en mayor medida a quien más lo necesita, según explicó hoy en el Parlamento el vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez. 

El responsable de la Hacienda canaria reprodujo un ejemplo generado con los simuladores del departamento: un matrimonio con salarios conjuntos de 36.600 euros; dos hijos de 10 y 12 años, que tiene gastos de estudios de 400 euros, gastos de enfermedad de 600 y pago de hipoteca por la vivienda habitual de 7.200 euros al año podría ahorrarse 700 euros en su próxima declaración del IRPF referida al ejercicio fiscal de este año.

La progresividad del sistema se refuerza con las medidas adoptadas por el Ejecutivo canario, en contraposición con los resultados de rebajas realizadas por comunidades autónomas como Madrid o Andalucía, que termina beneficiando a las rentas altas, aseguró el vicepresidente.

A este respecto, el vicepresidente indicó que el ahorro medio por contribuyente en Canarias dobla al de estas comunidades (105 euros en las Islas por 57 y 56 en Madrid y Andalucía, respectivamente). Además, éstas benefician a las rentas altas; en el caso de Madrid, y de acuerdo con sus propios ejemplos, para rentas de 20.000 euros se generaría un ahorro de 80 euros, mientras que para rentas de 90.000 euros (manteniendo idéntica casuística familiar) el ahorro sería de 577 euros.

Rodríguez insistió en que las medidas adoptadas por el Gobierno de Canarias van en la dirección opuesta y protegen a las rentas bajas y medias para que se beneficien ya en la próxima campaña de la declaración de la renta. 

El vicepresidente indicó que lo sustancial de los Presupuestos autonómicos para el próximo año no es la rebaja fiscal, sino los más de 10.000 millones de euros que “dedicaremos a la sanidad, la educación, los derechos sociales, la vivienda, las carreteras o la sostenibilidad”.

En todo caso, recordó que el Gobierno de Canarias ya ha aplicado ajustes fiscales “selectivos y quirúrgicos” durante los últimos tres años “cuando ha sido necesario y a los sectores más perjudicados en casa situación”.

La aplicación del tipo 0 para las entregas de material sanitario, el paquete de rebajas fiscales para la ciudadanía y empresas afectadas por la erupción de La Palma o la devolución del impuesto especial del combustible a los profesionales del sector son algunas de las decisiones adoptadas por el Gobierno “en función de las necesidades sobrevenidas”.

El vicepresidente señaló que los Presupuestos aprobados ayer por el Gobierno de Canaria son, como los tres anteriores, un instrumento al servicio de la mayoría social del Archipiélago, “que blinda los servicios públicos esenciales, incentiva la economía y el empleo y acude al rescate de la ciudadanía más vulnerable”.

“Las cuentas del próximo año tienen mucho que ver con las anteriores, porque experimentan un importante crecimiento y lo hacen sin subir impuestos ni acudir a la vía del endeudamiento”, dijo Rodríguez.

Las cuentas del Estado   

En una comparecencia acumulada sobre los Presupuestos, esta vez estatales, el vicepresidente aseguró que se trata de unas cuentas con una orientación especialmente adecuada y destacó el aumento de los recursos para Canarias del sistema de financiación autonómica en 1.000 millones.

En relación con las asignaciones nominadas específicamente para Canarias señaló que “hay muchas cosas de las que se han logrado en los últimos años” y, sobre las inversiones, aseguró que hay que sumar los capítulos VI y VII, no solo uno de ellos, para realizar un análisis certero de las partidas. 

El vicepresidente indicó, en cualquier caso, que el proyecto de Ley puede ser mejorado en las Cortes y animó a los diputados y senadores canarios a negociar y conseguir, por ejemplo, 50 millones para los migrantes, 10 millones más para las universidades, otros 10 millones para el transporte del plátano el aumento de las partidas para riego agrícola y para combatir la pobreza.