Una contagiada por coronavirus deja el aislamiento y pone en riesgo a dos agentes de La Palma

96

Una mujer, a la que se le ordenó aislamiento domiciliario tras dar positiva en COVID-19, ha puesto en riesgo la salud de dos guardias civiles de La Palma tras un desplazamiento realizado pese a la cuarentena a la que estaba sometida en Los Llanos de Aridane, según ha confirmado ElTime.es por fuentes del cuerpo benemérito.

Los guardias se vieron obligados a intervenir en la calle en la jornada de ayer miércoles para proceder a la identificación de una mujer y un acompañante, habituales protagonistas de denuncias anteriores por tenencia de estupefacientes y tras constatar que se había alertado de que se había saltado en varias ocasiones el confinamiento, incluso con movimientos en un coche particular.

La intervención de los agentes se produjo sin que se supiera, por parte de los miembros del cuerpo benemérito, que se trataba de una paciente con positivo por coronavirus. Fue con posterioridad cuando los actuantes supieron que se trataba de una persona en aislamiento por contagio, en estado leve o asintomática.

Pese a que los guardias realizaron la intervención con el equipo de protección debido, esto es mascarillas y guantes, y se mantuvo, según afirman, la distancia prudencial de 1,5 metros, se ha procedido al aislamiento voluntario de los mismos para proceder a la realización de las pruebas que certifiquen que no han sido contagiados por coronavirus.

Además, como se hace siempre al finalizar cada servicio, los vehículos y las áreas comunes del cuartel han sido desinfectadas.

La infractora, si se confirma que el desplazamiento no era autorizado por Sanidad, podría enfrentarse a de un grave delito contra la salud pública, tanto a nivel individual como colectivo, contra la seguridad de los agentes y por desobediencia al estado de alarma.

El riesgo que corren los agentes de las Fuerzas de Seguridad

Hay que redorar que en La Palma el control de los aislamientos domiciliarios se realiza gracias a la labor de los Fuerzas de Seguridad, que se encargan de hacer cumplir no solo las restricciones del confinamiento a los ciudadanos, sino que además vela por que no se salten las normas sanitaria aquellos que son puestos cuarentena por parte del equipo del HADO.

Además, los agentes controlan a través de un listado elaborado a diario por la Guardia Civil a cada uno de los pasajeros que llegan a la Isla por vía aérea o marítima. Esta labor permite que en todo momento se pueda aseverar la situación de cada persona.

Así, el papel que están realizando las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado durante el estado de alarma y la crisis sanitaria es clave, a la hora de garantizar que se cumplan las restricciones establecidas por el Gobierno de España y por colaborar, en lo posible, a que los profesionales sanitarios puedan ‘ganarle la batalla’ al coronavirus.

www.eltime.es