‘Una silla huyendo del magma’, la subasta solidaria propuesta por un artista vitoriano

El artista de Vitoria Ignacio Gonzalo ha sido el creador de esta curiosa obra y ha elegido a la ONG LAVALIENTES para canalizar la subasta y así ayudar a los afectados por el volcán

Obra titulada 'Una silla huyendo del Magma', cuya subasta se donará a los afectados por el volcán

La ONG LAVALIENTES sigue sumando nuevas subastas solidarias con el objetivo de seguir recaudando fondos para los afectados por la erupción volcánica. En esta ocasión la ONG anuncia el lanzamiento de la subasta de una obra artística de lo más peculiar, se trata de una silla que huye del magma y que está inspirada en la erupción del Volcán de Cumbre Vieja.

 

La obra está realizada con madera de pino, arena y pintura acrílica y lo recaudado con su subasta solidaria irá destinado a proyectos de acción rápida y directa desarrollados por la propia ONG LAVALIENTES para ayudar a los afectados por este desastre natural. La obra se acaba de poner a subasta siguiendo la mecánica habitual de las anteriores subastas, con un precio de salida de 3.000€ en la plataforma ‘Ebay’ y estará disponible para los interesados por un plazo de 10 días.

Su creador, el vitoriano Ignacio Gonzalo comenta que “la inspiración de esta obra se produce ante el intenso dolor, de intentar imaginar lo que supone el que un fenómeno natural acabe destruyendo, tu casa, tu plantación, tu pueblo, en una palabra todos tus medios de vida, en un momento quedan sepultados bajo la lava y, ¿ahora que?. En la obra intenté plasmar el horror de esos días, ante una destrucción implacable e imparable”.

«Posteriormente me di cuenta del ingente esfuerzo que supone la reconstrucción de la zona afectada, hace falta todo tipo de medios técnicos y económicos para lograrlo, seguro que toda ayuda no será suficiente y yo por mi parte modestamente también quiero colaborar en ello. Me gustaría que la intención de mi obra fuese comprendida y despertara la generosidad. El adquirir esta escultura, supone por un lado un homenaje a los palmeros y por otro una aportación muy necesaria para la recuperación de la Isla Bonita.»

Yeray González, presidente de la ONG LAVALIENTES, agradece “al artista la donación de esta preciosa obra con la que esperamos conseguir seguir sumando granitos de arena a nuestra causa solidaria”.