27 de septiembre, fecha límite para el balance de los daños del incendio de El Paso y Los Llanos

Actualmente, más de un centenar de personas en La Palma están a la espera de que se cuantifiquen los efectos materiales del fuego.

El 27 de septiembre será la fecha límite para que el Ministerio del Interior reciba las valoraciones de los daños en viviendas, cultivos e infraestructuras agrarias causados por el incendio que afectó a los municipios de El Paso y Los Llanos de Aridane, para poner en marcha las medidas y ayudas, tras la declaración de zona catastrófica.

Actualmente, más de un centenar de personas en La Palma están a la espera de que se cuantifiquen los daños. Según ha asegurado el vicepresidente y Consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo Insular de La Palma, José Adrián Hernández, peritos de seguros agrícolas ya están realizando valoraciones y la empresa pública Gesplan, a través de un acuerdo con la administración insular, prepara también la cuantificación de daños y se está a la espera de la inminente apertura de una oficina de atención al público en la Casa de La Cultura de El Paso.

El objetivo es tener un informe individualizado de cada persona afectada por el incendio, para determinar al cobertura de las ayudas del Estado. En este sentido, Hernández, apunta a que «lo que no cubra el Estado, el Gobierno de Canarias con la declaración de desastre natural, lo podrá cubrir y, desde el Cabildo, también intentaremos ayudar en la medida de nuestras posibilidades».

Daños

Han pasado tres semanas desde que se inicio en el El Paso el incendio que afectó a este municipio y a su vecino Los Llanos de Aridane. Un suceso que arrasó 300 hectáreas en las que se llevó por delante viviendas, cultivos, vehículos, animales, etc. Entre ellos, más de medio centenar de viviendas se vieron afectadas de forma total o parcial y se destruyeron infraestructuras agrarias y cultivos, especialmente de aguacates, plátanos, almendros u hortalizas.

En el caso de las viviendas, al menos una docena de familias las perdieron en su totalidad y, en cuanto a los cultivos, el informe que analiza las consecuencias del fuego y la ola de calor, sitúa el daño sobre el potencial productivo de la zona agraria afectada superior al 30%. Una situación ha llevado a declarar la zona del incendio como zona catastrófica y el sector primario de la Isla como desastre natural, abriendo la vía así a diferentes subvenciones a nivel nacional y regional.

TE PUEDE INTERESAR:

Tres semanas después: «La burocracia come y tiene techo, los que han perdido todo están esperando»

Sergio Rodríguez: «Tenemos que dar un paso adelante en materia de Prevención de Incendios»