Adjudicas las obras de urbanización para instalar las 85 viviendas modulares de Los Llanos de Aridane

El Instituto Canario de Vivienda firmará el contrato con la empresa palmera Roturaciones Amagar con una inversión de 571.000 euros.

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha firmado hoy el contrato por el que se adjudican las obras de urbanización de una parcela de 12.631 metros cuadrados situada en la zona de El Jable de Los Llanos de Aridane en la que se ubicarán en los próximos meses las 85 viviendas modulares tipo contenedor adquiridas por el Ejecutivo regional para hacer frente a la emergencia habitacional ocasionada por la erupción del volcán en Cumbre Vieja del pasado año. La Consejería está ahora a la espera de que finalicen los trabajos que el Ayuntamiento de Los Llanos está realizando en la citada parcela para adecuar el terreno cedido y empezar de manera inmediata las obras de urbanización.

 

La Consejería, a través del Instituto Canario de Vivienda (ICAVI), ha adjudicado este contrato a la empresa palmera Roturaciones Amagar por un importe de 571.235 euros y un plazo de ejecución de tres meses y medio. Durante ese tiempo se va a urbanizar la parcela creando una cimentación con zapatas sobre la que situar las casas modulares adquiridas a petición del Ayuntamiento de Los Llanos, y además se van a instalar redes de alcantarillado, suministro de agua y energía eléctrica, aceras y un aparcamiento en el interior de la nueva urbanización.

Por su parte, el Ayuntamiento está ultimando los trabajos de adecuación del terreno cedido situado en el Camino de Los Choriceros, en el que se están realizando movimientos de tierras y creando muros de contención para crear dos bancales en los que situar las nuevas casas modulares.

El ICAVI tiene previsto, una vez acabe el Ayuntamiento con los trabajos de adaptación del terreno y se inicien las obras de urbanización, trasladar a esta parcela a parte de las casas modulares que ya están en La Palma y que se encuentran almacenadas en el puerto de la capital insular tras llegar desde Galicia por vía marítima. También se prevé que las primeras viviendas modulares comiencen  a instalarse en simultáneo al desarrollo de las obras de urbanización para ganar tiempo.

La elección de una empresa de la propia isla para realizar los trabajos de urbanización responde a la voluntad manifestada por el propio consejero Franquis de apoyar a la reactivación económica y social de La Palma contando con las empresas locales para realizar algunos de los trabajos previstos en la isla para atender a la emergencia ocasionada por la erupción volcánica.