Al volcán se suma la Ley de Costas: podría dejar sin vivienda a un centenar de familias,10 de ellas damnificadas por al erupción

Ante este panorama, en caso de que saliera adelante la orden de demolición , se agravaría todavía más la problemática habitacional en la Isla de La Palma

El problema de la vivienda en La Palma no es una novedad. En los últimos tiempos, la isla ha asistido a un aumento de los precios de la vivienda, a lo que se suma el déficit de construcción de vivienda pública en Canarias desde hace, al menos, 20 años. Una situación que, sin duda, se ha visto agravada tras la erupción volcánica de Tajogaite el pasado 19 de septiembre de 2021.

Esta erupción ha dejado sin hogar a cientos de familias, cuya mayoría sigue a día de hoy esperando por una solución. Mientras avanza esta espera, más de 240 personas permanecen en los hoteles habilitados durante la emergencia y otras muchas en casa de amigos, familiares o lugares habilitados como vivienda. Entre estas familias, al menos una decena han encontrado su lugar en los núcleos de Puntalarga y El Faro, afectado por la Ley de Costas, que aún continúan ante la «incertidumbre» de una Ley de Costas que podría desembocar en el desalojo y demolición de estos núcleos

Hace unas semanas «al menos 10 familias se encontraban aún viviendo en las zonas y aún hay familias allí que no pueden volver a sus casas por la erupción volcánica o no han logrado reubicarse», explicaba Emma Díaz, vecina afectada de Puntalarga, en una entrevista para Onda Cero La Palma.

En el cómputo total «aproximadamente 100 familias se han visto afectadas por este futuro desalojo«, comentaba Emma, y «muchas de estas se encuentras en situaciones extremas de salud, son personas mayores o niños». Los vecinos continúan esperando por una transferencia de competencias de la Ley de Costas al Gobierno de Canarias ya que «no se sabe si va a llegar de repente esa orden de desalojo para proceder a ello», manifestaba la vecina de Puntalarga.

Ante este panorama, en caso de que saliera adelante la orden de demolición de estas viviendas, en las que un centenar de familias tienen su residencia, se agravaría todavía más la problemática habitacional en la Isla de La Palma, donde actualmente ya la demanda supera la oferta y, sumado a eso, en una situación de emergencia.

TE PUEDE INTERESAR:

Más de un año de «incertidumbre» para casi 100 familias: La Ley de Costas sigue sin transferirse

La escasez de medios humanos y materiales, el principal problema del traspaso de competencias de Costas a Canarias

Ya hay orden de demolición de algunas de las casetas de la costa de Fuencaliente

La «respuesta a la emergencia» que nunca llega: octubre-noviembre es el nuevo plazo para la entrega de viviendas modulares