Canarias planteará una «desescalada simultánea» en todas las islas

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, presidió ayer una nueva reunión del Comité de Gestión de Emergencia Sanitaria, que está estudiando un documento con una serie de medidas específicas para las islas con exenciones al confinamiento que permitan iniciar la desescalada controlada en Canarias. En este documento que se presentará el próximo viernes a Madrid, se planteará una desescalada de todas las Islas por igual, de manera “simultánea”, como hipótesis que cobra más fuerza, ante los partidarios de comenzar primero por La Graciosa, La Gomera, El Hierro y Fuerteventura.

Entre las medidas que estudia el Comité de Expertos es que no solo sean los niños los que salgan a la calle en los próximos días, sino que también se permita la salida de personas mayores y el deporte al aire libre (de 6 a 9 de la mañana y de forma escalonada). Unas actividades que podrían mitigar, en principio, el efecto social de la pandemia en Canarias. Estas dos medidas serían las propuestas específicas de las Islas y, en caso de acordarse en Canarias y ser aceptadas por el Estado, se pondrían en marcha a partir del mismo lunes, y deben ir acompañadas del uso de la mascarilla y el respeto de la distancia social.

En la segunda fase de esta lista de peticiones del Ejecutivo, que podría comenzar previsiblemente en tres semanas, al finalizar la última prórroga del estado de alarma, se encuentra también el poder comenzar a abrir los comercios o permitir el turismo en el interior de las Islas, es decir, tan solo de los residentes en su misma isla.

Respecto a la actividad comercial, el presidente autonómico hizo alusión a la apertura de la restauración y las tiendas. «Se hará de forma paulatina», indicó el portavoz del comité Lluís Serra, que señaló que «semana tras semana se podrá ir permitiendo la apertura de otros establecimientos como centros de salud y estética o centros comerciales”. Los hoteles, por lo pronto, tardarán un tiempo más en volver a la normalidad. Por el momento, los puertos y aeropuertos permanecerán en el mismo estado que hasta ahora.

Para recuperar el principal sector económico de Canarias, es decir, el turismo, el ejecutivo quiere hacerlo en tres fases empezando por esa reactivación de esta actividad económica entre los residentes de la isla. En una segunda fase, se buscaría recuperar el turismo nacional, con controles exhaustivos en los aeropuertos. La última y tercera fase, como explicó Torres sería abrir las islas al turismo internacional a finales de año. Con esta última medida el gobierno regional pretende que Canarias pueda aprovechar «los meses fuertes» en términos de ocupación turística, es decir octubre, noviembre y diciembre. Esta última fase deberá quedar supeditada a aquellos países que hayan habilitado y puesto en marcha el carné sanitario para Covid-19. Esta propuesta internacional busca que cada ciudadano cuente con un documento que justifique que su cuerpo ha generado inmunidad, y por tanto, anticuerpos, contra el virus porque ha pasado la enfermedad.

Por su parte, el Servicio Canario de Salud ya está trabajando en un documento para tratar de recuperar la actividad normal en todos los centros, de forma paulatina y cumpliendo con los criterios de seguridad para la población.

Esta semana habrá una nueva reunión para elaborar una propuesta definitiva con medidas específicas para Canarias, que serían de aplicación progresiva, territorial y bajo las máximas garantías sanitarias para la población. Esas medidas sometidas a estudio se realizarían manteniendo las normas de higiene de manos, las de distanciamiento social y el uso de mascarillas cuando éste no se pueda garantizar.

www.eltime.es