Cruz Roja invertirá 6 millones de euros en la reconstrucción de La Palma

La institución humanitaria Cruz Roja invertirá 6 millones de euros en la reconstrucción de La Palma, en acciones destinadas a «promover el éxito escolar, la educación o la empleabilidad; rehabilitación de viviendas; trabajos en zonas afectadas al sur de las coladas; colaboración en ayudas al alquiler, etc.» señala el presidente de Cruz Roja en la Comarca Oeste de La Palma, Raúl Acosta, en Onda Cero La Palma.

Acosta asegura que, un año después «contamos con recursos, afortunadamente», además de la ayuda ya prestada desde que inició la erupción. El presidente comarcal de Cruz Roja informa que estos fondos «vienen de distintas entidades, donaciones, colaboraciones con administraciones y entidades financieras».

La Organización señala que tiene previsto iniciar cinco nuevos proyectos mediante los cuales se trabajará por la salud financiera en los hogares, con el fin de aumentar el conocimiento financiero, mejorar la gestión financiera doméstica y adoptar medidas de ahorro que ayuden a afrontar la sobrecarga económica que les está ocasionando diversos factores como la pérdida de empleo, varias familias que se han visto abocadas a vivir bajo un mismo techo y en torno a una única economía familiar, el aumento de los precios, entre otros.

Los huertos ecosociales es otra de las iniciativas que arrancará en unos días. Permitirá el acceso directo a productos cultivados por las propias familias -que aliviará parte de sus gastos en alimentación básica-, la interacción social entre personas, y su arraigo de nuevo con el medio rural y el medio ambiente.

Otro de los desafíos que se ha planteado la Organización es el empoderamiento de mujeres afectadas por la erupción como respuesta a uno de los problemas que se ha incrementado en el último año, como es el mercado laboral no inclusivo y la desigualdad por género.

Del mismo modo, el cuidado de la salud se posiciona como prioridad, para lo que también muy próximamente se pondrá en marcha un proyecto para la promoción de hábitos saludables, tras detectar una menor adherencia de los mismos entre la población afectada, que sin duda acaba teniendo efectos negativos sobre la salud. Para ello, se trata de fomentar la alimentación saludable, la actividad física y las pautas saludables de sueño.

Asimismo, como tras cualquier catástrofe, tras la erupción de La Palma se genera un escenario propicio para trabajar en la reducción del riesgo ante futuras crisis y emergencias. Siendo esta una prioridad estratégica de Cruz Roja, en los próximos meses se comenzará a ahondar en el conocimiento y la preparación para desastres tanto de las comunidades como de los equipos organizados de respuesta.

Junto a ello, los proyectos en materia voluntariado o dirigidos a reducir el aislamiento de las personas mayores, se hacen posible gracias a los más de 6 millones de euros que Cruz Roja va a destinar para la recuperación, y el millón de euros invertido en la fase de emergencia. Hasta ahora se ha ejecutado el 60,8% del total del importe recaudado.

 

Un año después – Raúl Acosta (Cruz Roja): «el esfuerzo ha sido colosal para manejar el dolor y, a la vez, manejar técnicamente la respuesta inmediata»