El alud de la Caldera interrumpe el suministro de agua hacia el Valle

295

Comienzan a conocerse las primeras consecuencias del espectacular deslizamiento de tierras que se genero este miércoles en las laderas del Lomo de Los Caballos, en el interior de La Caldera de Taburiente. Una vez más es el sector primario el principal afectado, ya que este incidente está generando inestabilidad en el caudal de agua de riego en el Valle.

Ha sido la administradora General del Heredamiento de las Haciendas de Argual y Tazacorte, Edelmira Luis Brito, la que en los micrófonos de Onda Cero La Palma ha explicado las afecciones generadas por este derrumbe.

Señaló que desde hace algunos días «estaban bajando pequeñas piedras, eran como avisos, pero nunca pensamos una cantidad tan grande», indicó, añadiendo que se ha tratado de «un alud impresionante, que se vierte hacia dos barranqueras, la primera ya está bastante estabilizada y la segunda, donde está el corrimiento mayor, el acceso es imposible».

El personal de los Heredamientos trabajó desde un primer momento en desviar las conducciones afectadas, ya que el derrumbe ha provocado daños en galerías, canales y tuberías.

«No se puede pasar por la zona del canal, por lo que se ha tenido que acceder desde Dos Aguas hacia abajo», indicó Edelmira Luis Brito, quien también señaló que «el deslizamiento no llega al final del barrano pero la caída de piedras ha provocado que se prohíba transitar por el barranco de Las Angustias.

El deslizamiento provocó que desde las 10:00 horas se interrumpiera totalmente el suministro «y a las dos horas se vuelve a restablecer con un caudal más fuerte y a estabilizarse», señaló.

«Por lo que entendemos que debajo de todo el escombro está el canal afectado y colmatado de escombros, que están provocando los cortes», dijo, «con lo que el problema que tenemos es que este incidente está imposibilitando que lleguen las aguas de la Caldera».

En estos momentos no se ha podido valorar los daños por la cantidad de escombro y cúal es la afección del canal principal, por lo que desde los Heredamientos van a intentar llegar a la primera barranquera que está llena de escombros, «en la que en principio no hay afecciones del canal, y poder llegar así a la zona afectada».

Actualmente, indica Edelmira Luis Brito, «el suministro no es estable, hay cortes continuos, y no sabemos si de alguno de esos cortes no podremos recuperar el suministro», para concluir que «estamos haciendo todo lo que está en nuestras manos porque la situación es gravísima».

www.eltime.es