El Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane prepara la reapertura de las playas del municipio para la Fase 2 de la desescalada

59

El Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane prepara la reapertura de las playas del municipio de cara a su posible apertura al baño si es que finalmente la Comunidad Autónoma de Canarias pasa a la Fase II del Plan de Desescalada en la que se autorizará el acceso a las zonas de baños conforme a que se puedan garantizar las medidas sanitarias y de seguridad para todos los usuarios.

La concejalía de Playas del Ayuntamiento aridanense conjuntamente con la Policía Local y los técnicos municipales se encuentran trabajando en un Protocolo de Seguridad con medidas de protección y prevención tanto para los usuarios como para los trabajadores de las playas con la premisa principal de “garantizar plenamente las medidas sanitarias y de seguridad para bañistas y trabajadores”.

Para ello, el Consistorio ya está acometiendo las habituales actividades de aplanamiento de la arena, limpieza de las playas y de las balsas de socorrismo que se instalan como cada año para facilitar las labores de los socorristas, que recordemos en Puerto Naos se prestan de forma ininterrumpida durante todo el año.

Las playas del municipio se irán abriendo paulatinamente conforme a que se puedan garantizar las medidas sanitarias y de seguridad para todos los usuarios.

La orden del Ministerio de Sanidad avanzaba el pasado 16 de mayo que “el tránsito y la permanencia en las playas se podrá realizar siempre que se respeten las medidas de seguridad e higiene establecidas por las autoridades sanitarias para la prevención del COVID-19, y, en particular, las relativas al mantenimiento de una distancia mínima de seguridad de, al menos, dos metros y con las medidas alternativas de protección física y de higiene de manos”.

No obstante, el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane procederá a la apertura de las playas para el baño siempre que la normativa sea clara y lo permita expresamente además que asuma que ya estén tomadas todas las medidas de seguridad. Asimismo, desde el Consistorio local confían en que la ciudadanía respete las medidas sanitarias indicadas, de lo contrario pudiera darse el caso de tener que tomar la decisión de proceder al cierre de las playas ya que siempre primará la salud de las personas y así seguir evitando el riesgo de contagio.

A través de cartelería visible en las zonas de baño se informarán las normas de higiene y prevención, a la vez que en las zonas de estancia se deberá establecer una distribución espacial para garantizar la distancia de seguridad entre los usuarios.

A su vez, se informará a los usuarios de todas las medidas de obligado cumplimiento que deberán respetar como el cuidado de los objetos personales, las toallas y paraguas de cada bañista, que deberán permanecer dentro del perímetro de seguridad de dos metros, evitando contacto con el resto de usuarios. Se recordará la necesidad de mantener una correcta higiene de manos. Además, los servicios de la playa serán desinfectados con frecuencia y no se podrán usar duchas ni vestuarios.