El Cabildo de La Palma concluye las obras de mejora de seguridad vial de San Antonio

El Cabildo de La Palma ha concluido las obras de mejora de seguridad vial en la confluencia de la carretera LP-2 con la LP-203 de acceso al Aeropuerto, en San Antonio, Breña Baja, que han permitido, entre otras acciones, ampliar el ancho del puente y crear un acerado, para facilitar tanto el tráfico de los vehículos pesados como de los peatones, con una inversión de algo más de 146.000 euros.

El vicepresidente del Cabildo y consejero de Infraestructuras, Borja Perdomo, conoció sobre el terreno el resultado de los trabajos acompañado por el alcalde de Breña Baja, Borja Pérez, junto con técnicos de la Corporación Insular.

Perdomo destacó que se trata de una obra solicitada por el Ayuntamiento, que ha permitido ensanchar la plataforma del puente de San Antonio hasta llegar casi a 9 metros, la creación de un acerado y canalizar los servicios de telecomunicaciones, agua, alumbrado, etc. 

El vicepresidente lanzó un paralelismo con la actuación concluida también recientemente en el puente de San Blas, en Villa de Mazo, donde la circulación de los vehículos pesados presentaban dificultades debido a la estrechez de la vía. “Ahora, en el caso de San Antonio, el giro hacia la carretera que comunica en dirección al aeropuerto se pueda realizar sin problemas”. “En definitiva, seguimos dando pasos para corregir los puntos críticos de nuestra red viaria insular, con obras como esta, la del Puente de San Blas o la rotonda del Molino”. añadió.

El alcalde de Breña Baja, Borja Pérez, destacó por su parte que con estos trabajos, que nacen de un proyecto redactado por el Ayuntamiento en el año 2015, se ha permitido la “creación de una plataforma accesible para llegar a la parada de guaguas en la entrada del municipio y desahogar el centro de San Antonio hacia el aeropuerto».