El CEIP Puntagorda logra su segundo Sello de Calidad e-Twinning en los últimos tres años

El Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) de Puntagorda ha logrado su segundo Sello de Calidad e-Twinning con el proyecto ‘Let´s be Zen’, iniciativa que durante el largo período del confinamiento, logró vincular a familias y alumnado a partir de retos semanales como elemento de cohesión de la comunidad educativa.

Es el segundo Sello de Calidad e-Twinning que logra el CEIP Puntagorda en los últimos tres años, un reconocimiento que la comunidad educativa del municipio y el Ayuntamiento de Puntagorda han aplaudido por el grado de implicación del alumnado, las familias y el profesorado, especialmente en un año plagado de dificultades y en una demostración de capacidad de adaptación en el período más limitante del pasado curso escolar, el del confinamiento.

La concejal de Educación del Ayuntamiento de Puntagorda, Mercedes Candelario, quiso felicitar al CEIP Puntagorda por este segundo reconocimiento con un sello de calidad de ámbito nacional y europeo. «En este año que hemos vivido, ha sido aún más importante contar con un equipo docente que cada año se esfuerza más en que nuestros hijos e hijas tengan la mejor educación y bienestar emocional a partir de su formación y convivencia en el marco educativo. Este sello de calidad es un reconocimiento a la gran labor pedagógica y humana con que tenemos la suerte de contar en Puntagorda, ser reconocidos a nivel nacional y europeo pone de manifiesto la calidad educativa con que cuenta nuestro alumnado.”

Los principios que han primado en el logro de este nuevo sello de calidad, pasan por la implicación, el compromiso y la dedicación no solamente del equipo docente y personal de dirección del CEIP Puntagorda, sino del alumnado y las familias. ‘Let´s be ZEN’ surgió de la idea original denominada ‘Si tú estás bien todo estará bien’, iniciativa con la que «perseguíamos ofrecer a alumnado y familias una forma de eliminar el estrés , además de fomentar hábitos de vida saludable y de relajación, para promover el disfrute de los actos cotidianos de su día a día».

Así lo ha explicado Rita Pérez Cáceres, directora del CEIP Puntagorda, quien detalló que «en un momento en que las fronteras se cerraron, y que no podíamos ni siquiera ir al colegio, nuestro alumnado tuvo la oportunidad de seguir viajando sin salir de casa a través del trabajo con centros educativos del resto de España, y de otros países como Rumanía, Túnez, Francia y Australia, una experiencia que compartimos con otro ocho docentes de estos países”.

La dinámica del proyecto consistió en ofrecer al alumnado y a sus familias varios retos semanales, con actividades tan variadas como la elaboración de mándalas, clases de yoga, ejercicios que favorecen la auto reflexión, la elaboración de recetas de cocina saludables, o aplicar estrategias de auto control y auto regulación, entre otros. Experiencias, dudas y curiosidades eran compartidas en la plataforma e-Twinning.

La coordinadora del proyecto, Ester Yudy Pérez explicó que «llevar a cabo este proyecto en pleno confinamiento ha sido sin duda un gran reto conseguido gracias a la implicación y al desarrollo del mismo por las familias. Este sello de calidad -explicó- es un reconocimiento a su buen trabajo, su esfuerzo, y a su constancia durante las duras semanas de confinamiento, en un trabajo conjunto con el profesorado participante en el proyecto».

Alberto Taño, director insular de Educación en La Palma, se une a la felicitación al CEIP Puntagorda explicando que «es muy importante para el alumnado y el profesorado haber participado en colaboración con las familias, en un original proyecto que desarrolla diferentes competencias y actitudes que pasan por la comunicación y la creatividad, la colaboración y la solidaridad, además de la resolución de problemas y el desarrollo de un espíritu crítico».