El Gobierno anuncia la suspensión de actividades no esenciales desde el 30 de marzo hasta el 9 de abril

El presidente del Gobierno ha comparecido en rueda de prensa telemática desde La Moncloa para anunciar que a partir del próximo lunes 30 de marzo y hasta el 9 de abril, los trabajadores de actividades no esenciales deberán quedarse en casa como medida para reducir la movilidad.

125

Sánchez ha comenzado su intervención con un recuerdo a las víctimas mortales que ha dejado el coronavirus y a sus familiares, y ha mandado un mensaje de ánimo a los hospitalizados: «les envió fuerzas y les deseo una muy pronta recuperación».

El presidente del Gobierno ha hecho referencia durante su intervención al Consejo Europeo de este jueves en el que la UE fue incapaz de acordar una respuesta común a la crisis económica provocada por el coronavirus. «Europa libra una guerra contra un enemigo común. Ningún país europeo ha traído el virus, pero este virus está poniendo a prueba el proyecto europeo», ha señalado Sánchez.

Asimismo, Sánchez pide a la UE que actúe con «contundencia y solidaridad» y de una»respuesta única» que «no defraude a los ciudadanos». En opinión de Sánchez, Europa debe poner en pie «una suerte de economía de guerra y promover la resistencia», movilizando gran cantidad de recursos a través de «un nuevo Plan Marshall». «Es la hora de la UE ante una crisis que está poniendo a prueba a toda la humanidad», ha afirmado.

De vuelta a nuestro país, el presidente del Gobierno ha asegurado que en España «vivimos las horas más duras, tristes y amargas» y que «cuando la batalla se hace más intensa, no es el momento de bajar la guardia, es el momento de intensificar la lucha». En ese sentido ha explicado que los resultados en las restricciones de movilidad son mucho más «acusados» en los fines de semana, y por ello el Gobierno quiere extender esa baja movilidad al resto de días de la semana y durante las próximas semanas.

De esta forma Sánchez ha anunciado que el Gobierno aprobará una «medida excepcional» por la que los trabajadores de actividades no esenciales deberán quedarse en casa a partir del próximo lunes 30 de marzo y hasta el 9 de abril.

Esta medida será aprobada este domingo en un Consejo de Ministros extraordinario y se hará efectiva a través de un permiso retribuido recuperable, lo que supone que los trabajadores que se acojan a este permiso seguirán recibiendo su retribución con normalidad y cuando acabe este período recuperaran de «manera paulatina» las horas no trabajadas.

El presidente del Gobierno también ha hecho alusión durante su comparecencia a las pruebas de detección del virus y ha asegurado que España va a recibir nuevos test de diagnóstico rápido del nuevo coronavirus con las «suficientes garantías» para poder realizarlos, después de que se hayan devuelto 58.000 por no tener el nivel de fiabilidad requerido. Asimismo, Sánchez ha recordado que el Instituto de Salud Carlos III es el organismo encargado de garantizar que los suministros sanitarios, como los test, cumplen con la normativa y las exigencias que se necesitan para garantizar que son lo «suficientemente eficaces».

En el caso de los que se han devuelto al proveedor, Sánchez se ha limitado ha asegurar que se van a suministrar otro tipo de test rápido que contarán con las garantías suficientes para poder realizarlos.