El magma discurre mediante tubos lávicos por la zona central de las coladas

Desde el foco efusivo situado al oeste del cono principal la lava discurre por un tubo volcánico, que tiene varios jameos, del que parten dos de las coladas que se desplazan hacia el oeste sobre coladas anteriores. La colada que surgió al oeste de Montaña del Cogote ha alcanzado el cantil en la zona de Las Hoyas y se ha derramado sobre la isla baja.

La energía se centra sobre todo en la zona central de las coladas, que tiene mayor aporte que la colada sur. El delta sur está recibiendo aporte de las coladas 1 y 2. Las coladas 4 y 9 también tiene alimentación.

Ayer se constató la existencia de grietas y fracturas en la parte superior del cono secundario que se formó en sector nororiental del edificio principal que emitió las cola- das del noreste. Estas grietas podrían evolucionar y producir desprendimientos y colapsos hacia el interior de dicho cráter, dirigido hacia el noreste, con un efecto bastante local. No parecen comprometer por el momento la estabilidad del edificio al afectar solo a la parte superior del último centro de emisión, que actualmente tiene algunos pulsos esporádicos de actividad estromboliana y emisión de cenizas.

Durante la realización de una nueva batimetría entre los deltas lávicos 1 y 4, se han observado bajos con profundidades de hasta 4.5 m no detectados previamente, a 330 m de distancia de costa y a 320 m al N del delta lávico 1.

La altura de la nube de ceniza medida hoy ha sido de 2500 m hacia el O; la altura ortométrica del cono 1124 m.

Respecto a deformaciones, sin tendencia en las estaciones cercanas al centro eruptivo y estabilidad en el resto de la red, excepto en una estación alejada, en donde continúa una ligera deflación.

La emisión de dióxido de azufre (SO2), asociada al penacho volcánico del actual proceso eruptivo en marcha (emanaciones visibles de gases volcánicos), registrada mediante el uso de sensores ópticos remotos tipo miniDOAS en posición móvil marítima durante el día de ayer (5/12) fue ALTA. La serie temporal de la emisión de dióxido de azufre (SO2) continúa reflejando una tendencia descendente desde el pasado 23/9, cuando se registró una emisión de dióxido de azufre (SO2) extremadamente ALTA.