El PP apremia al Gobierno a reaccionar ante la llamada de auxilio del sector ganadero

Juan Manuel García Casañas reclama medidas ante la subida de precios en la alimentación del ganado, materias primas, combustible o luz “que repercute en sus costes pero no en sus ingresos”

Pleno del Parlamento 23/2/22 García Casañas

El diputado del Grupo Popular y portavoz en materia de Agricultura, Juan Manuel García Casañas, apremió al Gobierno de Canarias a reaccionar ante la llamada de auxilio del sector ganadero “que día tras día se enfrenta a la subida de precios de la alimentación de la cabaña ganadera, las materias primas, el combustible y la luz que repercute en sus costes de producción pero no así en sus ingresos”.

Casañas, que solicitó la comparecencia de la consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca para departir sobre la puesta en marcha del Plan Forrajero de Canarias, indicó que “esta Consejería se ha convertido en la gestoría más cara del archipiélago, pues sólo se dedica a gestionar los fondos que vienen de Europa cuando lo que debería hacer es dar la batalla por nuestro sector primario”.

“Es responsabilidad de este Gobierno liderar y garantizar el éxito de este Plan Forrajero y no descargar la responsabilidad en los cabildos insulares”, indicó el diputado popular, quien recordó que “la propia consejera criticó que en la pasada legislatura, dónde también gobernó el PSOE, no se hizo nada en este asunto pero es que bajo su responsabilidad no se ejecutaron los fondos del 2020, al año siguiente los eliminó y en el 2022 mucho nos tememos que serán varios los cabildos que renunciarán a estos recursos”.

En este sentido, García Casañas urgió a la consejera a estudiar las reconversiones de zonas agrícolas para que puedan dedicarse al forraje y hacer las modificaciones necesarias tanto en el REA como en el POSEI de la mano de las organizaciones agrarias, creando mesas de trabajo no sólo técnicas sino escuchando las aportaciones del sector.

El diputado popular apuntó que “el incremento de las materias primas como la cebada, el millo o la soja en más de 100 euros por tonelada, o el incremento del precio del pienso tanto de caprino como de vacuno cada día complica más la labor de nuestros hombres y mujeres del campo, un sector que ya no tiene capacidad económica, que se ha endeudado, que no podrá aguantar otro fracaso y que sin ayudas urgentes sólo les quedará llevar los animales al matadero”.

Por último, García Casañas advirtió que “el Plan Forrajero debe salir adelante más pronto que tarde, pero siempre que se garantice su viabilidad económica, con precios de venta competitivos que favorezca la creación de un mercado interior que no sólo abastezca nuestra cabaña ganadera sino que impulse una industria potente capaz de generar puestos de trabajo”.