El PP de Puntagorda presenta una batería de enmiendas a los presupuestos municipales

Ballesteros propone bajas económicas que permitirían la creación de partidas destinadas a ayudar a los sectores agrarios y a subvencionar a empresas, profesionales y producciones agrícolas afectadas por el incendio, entre otras.

 El Partido Popular de Puntagorda, a través de su portavoz, Alfonso Ballesteros, ha presentado al grupo de Gobierno una batería de enmiendas “que mejoran el documento y que tienen presentes a colectivos de vecinos que el presupuesto no contemplaba, como los vinculados a los sectores agrarios y los damnificados por el volcán”, afirma.

En este sentido, Ballesteros propone bajas económicas en doce partidas diferentes, por un importe de 197.000,00€, que permitirían la creación de seis partidas nuevas destinadas a dar respuesta a necesidades y demandas vecinales.

El documento presentado por el grupo popular recoge la creación de una partida para subvenciones a los damnificados por el incendio, que no sólo ampare los daños a viviendas, sino que se extienda a empresas, profesionales y producciones agrícolas, con una asignación de 150.000,00€. 

En lo relacionado a los sectores agrarios, se propone la creación de dos partidas, una dotada de 12.000€ para ayudas a la ganadería y otra para la creación de una zona de compostaje municipal con un importe de 10.000€, que promoverá el desarrollo sostenible.

Por otro lado, Ballesteros solicita que se mejoren las instalaciones deportivas y se contemple en el presupuesto una partida destinada a la reparación de la piscina municipal, valorada en 10.000€ y otra partida con 5.000€ para incrementar y mejorar el mobiliario del gimnasio. Adicionalmente, se propone crear una partida para aumentar la seguridad en el mercadillo municipal, “un espacio de gran afluencia por ser referente en la Isla y que no cuenta con este servicio”, afirma.

Finalmente, Alfonso Ballesteros insta al grupo de Gobierno a tener en cuenta estas enmiendas ya que, “mejoran el presupuesto al permitir la reducción del gasto superfluo y redistribuirlo para atender a verdaderas necesidades en el municipio”.