El PSOE defiende en el Cabildo que el Gobierno de Canarias abone de una vez las ayudas por pérdida de renta a los agricultores afectados por el volcán

El portavoz del PSOE recalca el esfuerzo que está haciendo el sector en la reconstrucción de sus fincas, para lo que los agricultores necesitan el respaldo sin fisuras de las instituciones

El Grupo Socialista del Cabildo de La Palma defenderá este viernes, 9 de Febrero, en pleno, una moción en la que solicita instar al Gobierno de Canarias a que proceda al pago de las ayudas por pérdida de renta a los agricultores del Valle de Aridane afectados por la erupción volcánica.

Borja Perdomo, portavoz del Grupo Socialista, confía que el conjunto de la Corporación Insular respalde esta propuesta en favor del sector agrícola del Valle de Aridane, que se vio gravemente afectado por la erupción volcánica y requiere de una respuesta ágil del Gobierno de Canarias en el abono de estas ayudas. Asimismo, la propuesta recoge también que el Cabildo inste al Gobierno de Canarias a comprometerse en mantener estas ayudas hasta que se realice la completa recuperación de la actividad agraria del Valle de Aridane.

El consejero socialista recuerda que el Gobierno canario cuenta con los recursos económicos necesarios para hacer frente a estas ayudas para los agricultores, tras recibir del Ejecutivo central 100 millones de euros.

Borja Perdomo señala que la erupción volcánica tuvo un efecto demoledor para el sector del Valle de Aridane, propiciando prácticamente la parálisis de la actividad agrícola de la zona, con la consiguiente desazón y angustia en los productores, cuya renta dependía en su mayoría de esta actividad.

En esta situación, con la erupción aún activa, las organizaciones de productores y el Gobierno de Canarias acordaron un sistema de ayudas para compensar las pérdidas de ingresos de los productores de las zonas afectadas por el volcán. Aunque ya han transcurrido dos años desde la erupción, aún hay muchos productores afectados.

En los bordes de colada ya se están recuperando algunas fincas con fondos públicos europeos, estatales y regionales, que se estima puedan comenzar la siembra de plantas de platanera durante el verano del año 2024 y que podrán empezar a producir plátanos a finales del 2025.

“Es admirable el esfuerzo y el talento de nuestros agricultores, que ya se han puesto manos a la obra en la reconstrucción agrícola, con la ayuda de las administraciones públicas. Por eso es importante que, ahora más que nunca, sientan que las instituciones están a su lado en la recuperación”, concluye.