El PSOE pide el amparo de la Diputación del Común ante la falta de transparencia del alcalde de Fuencaliente

Presentan una reclamación a este organismo porque no reciben la información que solicitan para desarrollar la legítima labor de oposición

En la Diputación del Común, presentando la queja.

El Grupo Socialista del Ayuntamiento de Fuencaliente ha trasladado a la Diputación del Común la problemática que está sufriendo para acceder a la información que solicitan, en el legítimo ejercicio de la labor de oposición, que o no llega o lo hace incompleta, “poniendo de manifiesto la ausencia de transparencia y de valores democráticos con los que gobierna Coalición Canaria el municipio”.

Así lo han puesto de manifiesto los concejales socialistas,  Celia Santos y Eleazar Cruz, que reconocen que “no nos ha quedado más remedio que buscar el amparo de la Diputación del Común ante lo que consideramos una violación de nuestros derechos como legítimos representantes en la Corporación de nuestras vecinas y vecinos”. El Grupo Socialista, previamente, ya había comunicado formalmente en el Ayuntamiento, por dos veces, la advertencia de las consecuencias que representan para el alcalde que no facilite la información que se solicita por parte de la oposición. 

Advierten, además, que recurrirán a todas las instancias necesarias para lograr la información que solicitan, con la finalidad de hacer la labor de fiscalización que, como grupo de la oposición, nos corresponde legítimamente. “Vamos a seguir insistiendo y reclamando el derecho de información que tenemos y no vamos a consentir que nos sigan atropellando nuestros derechos”, apostillan.

En este sentido, sostienen que “una y otra vez nos topamos con un alcalde que no respeta la labor de la oposición, pone todas las trabas posibles para que tengamos acceso a la documentación y se conduce con actitudes poco democráticas al frente del Consistorio”.

“La ausencia de transparencia en diversos asuntos de trascendencia para el municipio, que hemos ido denunciando públicamente, denotan la escasa calidad democrática que rige en el Ayuntamiento de Fuencaliente, como se ha podido comprobar con el proyecto de la desoladora, que mantenía oculto a la población, al igual que con la tramitación del Plan General de Ordenación del municipio, que también está desarrollando de espaldas al pueblo”, sostienen los concejales.

Desde el PSOE de Fuencaliente señalan que “el alcalde de Fuencaliente gobierna de espaldas a sus vecinos, tratando de imponer su voluntad frente al diálogo y el consenso con la ciudadanía, con una política oscurantista, que no sabemos a qué intereses responde”.