El volcán muestra cierta estabilidad pero «preocupa» la calidad del aire en el sur de la erupción

La novedad es precisamente que no hay novedades, los indicadores siguen mostrando valores bajos, aunque continúan siendo altos para poder anunciar el principio del fin. 

Campos de bombas volcánicas con la columna de gases y piroclastos de fondo. Fuente: Carlos Lorenzo (IGME)

«No hay hechos especialmente relevantes», así ha comenzado la intervención de este viernes, 10 de diciembre, de Miguel Ángel Morcuende, director técnico del PEVOLCA, más allá de la repetición de la dinámica de los últimos días, en referencia a la presencia de gases en la zona sur de la erupción, que hoy tampoco ha permitido acceder a regar, limpiar ceniza o recoger enseres.

Por tanto, la novedad es precisamente que no hay novedades, los indicadores siguen mostrando valores bajos, aunque continúan siendo altos para poder anunciar el principio del fin.

La erupción fisural continúa mostrando mecanismo estromboliano, esto es, un mecanismo de carácter mixto, con fases de explosividad variable que producen depósitos piroclásticos y fases efusivas que producen las coladas de lava, de forma simultánea. El proceso eruptivo muestra episodios de incremento y disminución de la actividad estromboliana, así como pulsos con actividad freatomagmática.

Desde el foco efusivo situado en el oeste del cono principal la lava sigue discurriendo por un tubo volcánico, que tiene varios jameos, del que parten dos coladas que se desplazan hacia el oeste sobre coladas anteriores. La más activa, que confluyó sobre la colada que surgió al oeste de la Montaña del Cogote y que está actualmente inactiva, sigue sobre esta última, precipitándose sobre la isla baja en la zona de Las Hoyas.

Los otros centros de emisión del cono principal se encuentran muy poco activos, con pulsos muy esporádicos de actividad estromboliana y emisión de cenizas y muy intensos de gases.

Las grietas y fracturas en la parte superior del cono secundario han ido modificando la morfología de ese cono, produciendo pequeños desprendimientos hacia su interior y cráteres adyacentes.

La sismicidad a profundidades intermedias, sigue baja en las últimas 24 horas, localizándose en las mismas zonas. El número de sismos a profundidades superiores a 20 kilómetros continúa también en valores bajos. La magnitud máxima ha sido 3,6 mbLg de un evento registrado hoy, a las 11:08 horas, a profundidad de 10 kilómetros, intensidad III-IV (escala EMS). El nivel del tremor se encuentra en valores bajos con poca variabilidad. El nivel de sismicidad actual sigue indicando que es posible que se produzcan más sismos sentidos, pudiendo alcanzarse intensidades V-VI (en la escala de intensidad EMS) y originar pequeños derrumbes en zonas de pendiente.

La emisión de dióxido de azufre (SO2), asociada al penacho volcánico del actual proceso eruptivo en marcha fue alta, es decir, entre 1.000 y 29.999 toneladas diarias. La serie temporal de la emisión de SO2 continúa reflejando una tendencia descendente desde el pasado 23 de septiembre, cuando se registró una emisión de SO2 extremadamente alta, es decir, mayor a 50.000 toneladas diarias.

En el caso de las emanaciones no visibles de gases volcánicos, la emisión difusa de dióxido de carbono (CO2), asociada a los 220 km2 del sistema volcánico de Cumbre Vieja, continúa reflejando una emisión superior al valor promedio de los niveles de fondo (B) y durante el día de ayer, esta emisión difusa fue 5,5 veces el promedio de los niveles de fondo (5,5xB). Estas emanaciones difusas no representan un peligro para las personas, salvo que se formen acumulaciones de CO2 en depresiones mal ventiladas, que desplacen el oxígeno del aire y se generen ambientes anóxicos. En la estación de Los Llanos de Aridane (LP10) se continúa registrando una ligera fracción magmática-hidrotermal en el CO2 de la atmósfera del suelo, mientras que esta es prácticamente nula en la estación de Fuencaliente (LP08). Todas estas observaciones geoquímicas son coherentes con el actual proceso eruptivo.

Durante el día de ayer, las medidas de calidad del aire debido al SO2 contaminante asociado al proceso eruptivo, se mantuvieron en niveles entre regulares y desfavorables en las estaciones de Los Llanos de Aridane, Tazacorte y Puntagorda, alcanzando el nivel muy desfavorable en Los Llanos de Aridane a las 18:00 horas. A lo largo del día se produjeron seis superaciones del valor límite horario (establecido en 350 μg/m3) en Los Llanos de Aridane, una de las cuales superó el umbral de alerta (establecido en 500 μg/m3), tres superaciones en Puntagorda y una en Tazacorte. Los valores comenzaron a descender a primeras horas de la noche hasta alcanzar niveles buenos de calidad del aire, sin embargo, como consecuencia de las altas concentraciones registradas, durante el día se superó el valor límite diario (establecido en 125 μg/m3) en estas tres estaciones. En el resto de estaciones se mantuvieron niveles de calidad del aire buenos. Durante la mañana de hoy los valores registrados se mantienen en niveles buenos en todas las estaciones.

Con respecto a las partículas menores de 10 micras (PM10), en el día de ayer se produjo un ligero aumento generalizado en las concentraciones registradas en todas las estaciones a lo largo de la mañana, siendo de mayor intensidad en la estación de Los Llanos de Aridane, reduciéndose durante la tarde y noche de ayer. La media móvil de 24 horas se mantuvo en niveles razonablemente buenos en Los Lanos de Aridane y buenos en el resto de estaciones. Durante la mañana de hoy, siguiendo la dinámica de días anteriores, se está produciendo un aumento en las concentraciones en todas las estaciones, pero de baja intensidad, situándose en estos momentos en niveles buenos en la estación de San Antonio y razonablemente buenos en el resto.