García Leal pide a Torres un plan urgente de ahorro energético para Canarias

La portavoz del Partido Popular de Canarias, Noelia  García Leal, ha pedido al Ejecutivo autonómico que explique cuáles son los  planes que tiene para reducir el coste de la energía este invierno en el  Archipiélago, y lamenta que “fuese incapaz” de presentar alguna medida al  decreto aprobado por el Gobierno de España, “aun sabiendo que no responde a  las necesidades de las Islas”.  

García Leal sostiene que el decreto energético, aprobado a finales del mes de  agosto por el Congreso de los Diputados, “es una prueba más de que el  Gobierno de Sánchez no contempla en su hoja de ruta a Canarias, y mucho  menos tiene en cuenta nuestras especificidades”, señala. El documento recogía  un plan de ahorro que limitaba las temperaturas de la calefacción y refrigeración  a 19 y 27 grados en inmuebles de las administraciones públicas,  establecimientos comerciales como grandes almacenes o centros comerciales,  espacios culturales estaciones o aeropuertos, “una medida que en Canarias es  casi imposible de aplicar debido a la temperatura que tenemos durante todo el  año”, según indica la portavoz popular. 

En relación al transporte público, García Leal, lamenta que los trenes de  cercanías sean gratis en la Península, mientras que en Canarias las guaguas  solo tienen una bonificación del 50%, salvo en La Palma, donde el Cabildo  bonificará el 100%. “Una actitud por parte del Gobierno de España que  demuestra una vez más las desigualdades que tenemos que sufrir los canarios  frente al resto de los españoles”, insistió. 

Ante esta situación, la portavoz pide a los socialistas que tengan en cuenta las  propuestas del Partido Popular y de verdad lleven a cabo políticas que  beneficien a los ciudadanos como: bonificar el ahorro de familias y empresas;  bajar impuestos a la luz y el gas para conseguir una transición energética  acompasada a la realidad y que permita usar las fuentes disponibles; incentivar  y cambiar impuestos por objetivos, y ayudas a las familias, “nunca prohibiendo ni  sancionando”, concluyó.