Gonzalo Pascual responde a la comarca noroeste: «no estamos haciendo ningún tipo de injerencia»

El consejero de Ordenación del Territorio del Cabildo Insular de La Palma, Gonzalo Pascual, ha respondido, en declaraciones a Onda Cero La Palma, a la denuncia realizada por los alcaldes de Tijarafe, Puntagorda y Garafía, Marcos Lorenzo, Vicente Rodríguez y Yeray Rodríguez, por el “posicionamiento y la decisión unilateral del Cabildo Insular de La Palma de realizar una propuesta para limitar, aún más, la actividad turística y de la agricultura en sus zonas de medianías, en base a un informe denominado ‘Viñedos de La Palma. Singularidad territorial y admisibilidad turística’”; asegurando que “se trata de buscar un equilibrio entre el turismo y la agricultura en entornos rurales” y que “en ningún momento se están incumpliendo la ley de Islas Verdes y los porcentajes de la potencial  restricción son nimios”.

Pascual hace referencia al escrito recibido durante el mes de febrero, firmado por una treintena de colectivos, entre los que se encuentran 11 bodegas, el Consejo Regulador de Vinos, ADER, la Mesa de Mujer Rural, etc… mostrando “su preocupación con respecto a la situación de los viñedos de la comarca noroeste de la Isla, debido a una serie de circunstancias que ponen en peligro, no solo el crecimiento del sector, sino su futuro”. Una de las cuestiones reflejadas en el escrito en cuanto a recursos alojativos fue la problemática que supondría , por ejemplo, llenar piscinas con tanques de agua porque “no tenemos agua para nuestra población, pero sí para ese uso”, que Gonzalo Pascual califica de “insostenible”.

Ante esto, apunta el consejero, se encargó un diagnóstico y un informe “objetivo, elaborado con datos oficiales, por técnicos del servicio de Territorio y fundamentado en los efectos sobre el precio del suelo, la insuficiencia de infraestructuras, la escasa demanda de uso turístico, el elevado riesgo de incendio forestal y el valor ecológico y paisajístico de estas zonas”.

“Hay muchos sitios donde se pueden hacer villas turísticas, la mayor demanda están en cotas más bajas porque en cotas tan elevadas no hay tanta demanda de un uso turístico alojativo” ha apuntado también Gonzalo Pascual.

Pascual insiste en que “no estamos haciendo ningún tipo de injerencia, sino una propuesta para tratar de ponderar el equilibrio entre el desarrollo turístico, económico y de medio rural”.

TE PUEDE INTERESAR: 

La comarca noroeste denuncia las limitaciones impuestas por el Cabildo para el desarrollo de las zonas rurales