Grupo de Gobierno, oposición, Cabildo y vecinos decidirán el futuro de las obras de las Calzadas

Los trabajos se encuentran paralizados, debido a la oleada de opiniones, tanto a favor como en contra.

Miembros del grupo de gobierno y de la oposición del Ayuntamiento de Villa de Mazo, técnicos del Cabildo Insular de La Palma y del consistorio y vecinos y vecinas del municipio se reunirán este jueves para analizar la situación de las obras para dotar de aceras las Calzadas de El Pueblo.

Esta reunión surge tras la petición de Coalición Canaria de que los trabajos en la zona “respeten el valor histórico y patrimonial”, para lo que consideraban “importante que se valore conjuntamente entre el Ayuntamiento y los vecinos”.

La movilización del grupo de la oposición ha causado una oleada de opiniones, a favor y en contra de la remodelación, que busca mejorar la accesibilidad, lo que ha llevado al consistorio a paralizar las obras, que están a la espera de que se celebre este encuentro para tomar una decisión.

Dada la orografía del municipio, caracterizado por sus pronunciadas pendientes, lograr una accesibilidad total es un trabajo complicado. “Es un tema muy sensible porque el binomio patrimonio-accesibilidad es muy complicado y la reunión será determinante para saber hasta qué punto la accesibilidad se puede integrar en el patrimonio” ha apuntado el concejal de obras de Villa de Mazo, Luis Roberto Cabrera, en una entrevista a Onda Cero La Palma.

En ningún momento hemos atentado, ni lo haremos, contra ningún bien patrimonial de Villa de Mazo porque son nuestras señas de identidad” ha subrayado también la alcaldesa el municipio, Goretti Pérez, en Onda Cero La Palma.

Además, tanto la alcaldesa como el concejal, recuerdan que el proyecto de las Calzadas “es un proyecto del año 2017, recogido en las obras de FDCAN del grupo de gobierno anterior, apoyadas por los vecinos”. En este contexto, desean “que la preocupación que hay ahora desde la oposición, hubiese existido también cuando gobernaban porque en ese momento si se realizaron acciones que dañaron el patrimonio”.

En este sentido, en el año 2017 la actual alcaldesa de Villa de Mazo denunciaba un “atentado a nuestro patrimonio cultural y religioso con el derribo del antiguo nicho y hornacia que albergaba la Cruz de La Montañeta, en el barrio de La Rosa, con más de 100 años de historia”.