La Palma piensa ya en la Fase 1: Visitas familiares, terrazas de bares, misas y pequeños actos culturales

60
BEIJING, CHINA - MARCH 30: Canadian Jetsun Frayer, 6 years old and son of the photographer, kisses the phone as he talks with his mother journalist Janis Mackey Frayer from a hotel room where he is temporarily staying, as she does the last two days of her Chinese government mandated quarantine alone at their apartment, on March 30, 2020 in Beijing, China. Around the globe, children of all ages are spending more time at home with parents and carers as society attempts to slow the spread of the Coronavirus (COVID-19). The pandemic has claimed over 130,000 lives and infected over 2 million people worldwide. (Photo by Kevin Frayer/Getty Images)

La fase uno llegará a toda Canarias el próximo lunes si el Estado atiende a la petición del Gobierno regional para que las cinco islas que ahora están en fase cero, entre ellas, La Palma, avancen en el plan de desescalada estatal al cumplir con todos los parámetros sanitarios.

A las medidas que se permiten desde el pasado fin de semana, se unirán otras la próxima semana. Es el caso, de las visitas a familiares o las reuniones de diez personas. Si La Palma entra este lunes en la fase 1 como se espera, se podrán visitar a familiares en la misma isla y se permitirán las reuniones de hasta diez personas, ya sea al aire libre o en una casa. Los ciudadanos deben mantener las medidas de seguridad, con una distancia mínima de dos metros y cumplir con las medidas de higiene y protección. En esta fase no se permite aún ir a las residencias de ancianos.

También se reducirán las limitaciones para viajar en vehículos, ya que quieren convivan podrán viajar en el mismo coche sin distancia de seguridad. Si no es así, podrán ir dos personas en el coche, el conductor y el pasajero en la parte de atrás y zona opuesta.

La fase 1 permitirá también abrir las terrazas de los establecimientos de hostelería limitándose al 50% de las mesas permitidas. La norma autoriza las reuniones en las terrazas de un máximo de diez personas por mesa, aunque no sean convivientes, pero deberán mantener la distancia de seguridad de dos metros y la misma distancia con otras mesas, una exigencia que el sector de restauración ve como un hándicap más para la reapertura. Como no se han establecido horarios se entiende que se podrá hacer uso de este servicio a cualquier hora. No puede haber elementos que sean un foco de contagio como aceiteras, palilleros o servilleteros, se prioriza que las cartas sean en dispositivos electrónicos, pizarras o carteles y la ocupación máxima de los aseos será de una persona.

También se permite la apertura de tiendas de menos de 400 metros cuadrados sin cita previa, pero esto no incluye centros comerciales a no ser que los negocios tengan acceso exterior individual. El aforo máximo para los comercios será del 30%, con una distancia de dos metros y un horario de atención preferente a mayores. En cuanto a los mercadillos, serán los ayuntamientos quienes decidan su apertura, aunque en ese caso tendrán una limitación al 25% de los puestos habituales.

Se podrá ir a misa o a cultos religiosos, pero sin superar el tercio del aforo. También se permiten celebrar entierros y velatorios, de hasta 15 personas al aire libre y 10 en un lugar cerrado.

Además, en esta fase 1 se permiten los actos y espectáculos culturales de menos de 30 personas en lugares cerrados, y al aire libre de menos de 200 personas, siempre que estén sentadas y manteniendo la distancia necesaria; en los museos solo se pueden hacer visitas con un tercio de aforo y sin actividades culturales, también se podrán realizar producciones audiovisuales, así como la celebración de congresos y seminarios respetando la distancia y con menos de 30 asistentes.

La fase 1 posibilita el turismo activo en grupos limitados, hacer deporte en los que no exista contacto, como el tenis o el atletismo, en las instalaciones deportivas al aire libre sin público y deportes individuales en centros cerrados con cita previa.

www.eltime.es